Marcel Kittel gana 10ma etapa del Tour de Francia

Por Associated Press martes 11 de julio, 2017

EL NUEVO DIARIO, BERGERAC, Francia (AP) — El alemán Marcel Kittel ganó este martes la 10ma etapa del Tour de Francia con impresionante facilidad, mientras que el líder Chris Froome se quedó con el pelotón principal para retener la camiseta amarilla.

Especialista en sprint, Kittel calculó perfectamente el momento oportuno de su despegue en la recta final para llevarse su cuarta etapa de la carrera, por delante de su compatriota John Degenkolb.

La etapa cubrió un tramo llano de 178 kilómetros (111 millas), de Perigueux a Bergerac en el suroeste de Francia.

El británico Froome, tres veces ganador del Tour, lucirá la camiseta amarilla por 50ma vez este miércoles. Se suma con ello al pentacampeón Jacques Anquetil en cuarto lugar de todos los tiempos _ detrás de Eddy Merckx (96), Bernard Hinault (75) y Miguel Indurain (60).

“Es un enorme, enorme honor”, dijo Froome de su 50mo día con la amarilla.

El colombiano Rigoberto Urán cruzó la meta 38vo y sigue cuarto en la tabla general. Su compatriota Nairo Quintana llegó 36to y anda 8vo.

Kittel iba en 10mo puesto tras superar dos cerradas curvas en el difícil kilómetro final y usó su impresionante fortaleza para rebasar a sus rivales cuando apenas quedaban 150 metros, para su 13ra victoria en el Tour.

Ganó por una bicicleta y tuvo tiempo suficiente para alzar los brazos en triunfo antes de cruzar la meta.

Kittel dijo que su confianza anda por los cielos tras su cadena de victorias, lo que le ayudó a ganar la etapa.

“Yo sé, gracias a mis últimos sprint, que puedo sostener la velocidad hasta la línea final”, dijo. “Casi o puedo creer lo que está pasando en el Tour”.

El holandés Dylan Groenewegen completó el podio en Bergerac.

Mark Cavendish, Peter Sagan y Arnaud Demare han quedado fuera de la carrera. Así, Kittel fortaleció su posesión de la camiseta verde de mejor sprinter.

No hubo cambios mayores en la clasificación general. El italiano Fabio Aru está aún 18 segundos debajo de Froome y el francés Romain Bardet marcha 51 segundos detrás.

“Fue un día más tranquilo hoy, sin vientos, sin estrés”, dijo Froome. “Yo ando pensando ya en los Pirineos, es el próximo objetivo grande. Tengo que estar listo”.

La etapa del miércoles es una ruta llana y larga (203,5 kilómetros) de Eymet a Pau, otra jornada para velocistas antes de un maratón montañoso de más de 200 kilómetros en los Pirineos al día siguiente.

Froome dijo que la etapa del viernes puede ser decisiva y la próxima batalla entre contendientes por el triunfo.

“Ése pudiera ser otro día que pudiera ser decisivo para el Tour de este año”.