¿Marcan las encuestas una tendencia electoral?

Por Daygorod Fabián Sánchez

República Dominicana al igual que otras naciones se ha hecho adicta a las encuestas electorales.

Estas son el medio mediante el cual se llega a conocer el pensar de la gente con respecto a los candidatos que pretenden llegar a una alcaldía, una curul o a la presidencia de la nación.

Se considera fiable una encuesta cuando no es patrocinada por una parte interesada y cuando sus resultados por lo general resultan acertados.

Ahora como parte de esa fiebre, los medios de comunicación de mayor impacto en la población patrocinan sus propias encuestas o representan firmas reconocidas, a los fines de promocionarlas y en caso de acertar ganar más fuerza mediática para procesos futuros.

Por ejemplo el periódico Hoy con Gallup Hoy, el Grupo SIN con Mark Penn, Diario Libre con Greenberg, etc…

Hasta la fecha y en República Dominicana estas firmas han  tenido un elevado grado de fiabilidad ante los ojos del electorado, fruto de sus acertados resultados en cada proceso.

En cambio existen otras que actúan en función de quien les paga, pensando que con la publicación de resultados falsos cambiarán la percepción del electorado. De ahí es que sale la famosa frase “guerra de encuestas” donde diferentes firmas publican resultados continuamente.

Las firmas que ya tienen fama y gozan del crédito del electorado, al momento de comenzar a publicar resultados comienzan a condicionar la mente de la gente, incluso hasta las de los que no resultan gananciosos con esos resultados.

Sin embargo, el asunto es más profundo de lo que podría parecer.

Ya que eso al no encontrarse estrictamente regulado genera una situación desventajosa: si un candidato no es del agrado de los grandes medios usarían las encuestas (reales y falsas) para desmotivar o cambiar la percepción de su electorado semanas o días antes de las elecciones.

Por Daygorod Fabián Sánchez

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar