Manuel Mora Serrano

Por Ramón Saba jueves 4 de febrero, 2021
Algunos amigos y colegas me han pedido que repita esta publicación ya que muchos jóvenes (y otros no tanto) desconocen quién es este señor que acaba de recibir el Premio Nacional de Literatura 2021… y aquí estoy para complacerles.
Nació en Pimentel el 5 de diciembre de 1933. Su nombre completo es Manuel María Mora Serrano.

Narrador, ensayista, poeta, maestro, articulista, investigador literario y abogado.

Es miembro honorario del Ateneo de Moca y de la Sociedad Renovación de Puerta Plata y fundó la Sociedad Literaria Amidverza de la cual han surgido una considerable cantidad de intelectuales y escritores, entre los cuales honrosamente me incluyo. Mantuvo una interesantísima columna bajo el título Revelaciones, publicada en diferentes periódicos de Santo Domingo durante sus tres décadas de existencia, ha promovido a los principales protagonistas de la literatura nacional, especialmente a los escritores de la zona Norte del país entre los que me encuentro. Sus investigaciones han ayudado al rescate de muchos autores y obras olvidadas por la historia y la crítica literaria local. En 1979 obtuvo el premio Siboney con la novela Goeíza, obra dedicada a rescatar a la Ciguapa, un personaje popular de la mitología dominicana a quien ha dedicado varios lustros de estudio.

Aparte de haber escrito importantes otras para el haber bibliográfico nacional, de haber sido incluido en múltiples antologías, de haber sido prologuista de decenas de publicaciones y corrector de estilo de otras tantas; la principal actividad que ha ejercido Manuel Mora Serrano (Manolito) toda su vida, ha sido la de asesorar literariamente a centenas de escritores noveles y veteranos. Es un verdadero maestro del arte escritural y sus orientaciones han servido de guía a muchos de los que, como yo, amamos este arte y hemos depositado nuestra confianza en sus sabios consejos. Manolito, como se le llama cariñosamente, es asiduo a casi todas las actividades literarias que se realizan en nuestro país y en todas es abordado por los que simpatizamos con su bondad, talento y nobleza.

Entre sus obras más conocidas podemos señalar Goeiza, novela ganadora del Premio Siboney de Literatura; Juego de Dominó (novela); Español 6: Literatura Dominicana e Hispanoamericana (ensayo) Decir Samán (novela); Antología Poética de Domingo Moreno Jiménez; El Precio del Fervor (novela); El día que Dios Oye al Pobre (poesía); Celebración del Vino Oscuro (poesía); Revelaciones de Pimentel (novela histórica); El Ángel Plácido (novela) y Postumismo y Vedrinismo,  primeras vanguardias dominicanas (ensayo).

 

Mora Serrano nos dice modestamente sobre sí mismo que “Vivo frustrado con mis obras porque están llenas de defectos literarios. No me considero la gran cosa y como lector exigente me da pena mi propia obra y es por eso que no me considero aspirante a ningún premio. Nunca estoy conforme con lo hago porque me considero un aprendiz, perdón por hacerles perder el tiempo ni yo ni el ángel merecemos tanto”. A pesar de ese modo de pensar, Manolito fue merecedor del importante Premio Nacional de Literatura 2021.

El crítico Bruno Rosario Candelier ubica a Manuel Mora Serrano en lo que él bautizó como Los Escritores del Cibao, junto a sus compueblanos Francisco Nolasco Cordero y Elpidio Guillén Peña, incluyendo a otros autores de diferentes generaciones como Alberto Peña Lebrón, Héctor Amarante, Cayo Claudio Espinal, Pedro José Gris, José Enrique García y Emelda Ramos entre varios.

Por otro lado, el intelectual Luis Beiro asegura que en Mora Serrano se sintetiza una parte de la historia de la literatura de la República Dominicana.

Finalmente, el escritor Sélvido Candelaria no entendía por qué la obra de toda su dilatada vida no había sido coronada con el Premio Nacional de Literatura. Así mismo pensábamos muchos… y por fin llegó.

 

Concluyo esta entrega de TRAYECTORIAS LITERARIAS DOMINICANAS con un fragmento de un poema de Manuel Mora Serrano:

 

Nunca te vi desnuda

Nunca te vi desnuda.
No sé si tiene cicatrices, lunares, antojos de tu madre
Señales de familia.
Ignoro el signo de tu ombligo,
la inicial de tu comadrona
o si acaso tu vientre
tiene cicatrices, caminos o distancias
que bajan hasta el mundo
a beber en el pozo de la vida.

 

Por Ramón Saba

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar