Mank: El guionista ebrio de Hollywood

Por Yasser Medina jueves 17 de diciembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Herman J. Mankiewicz tuvo un impacto significativo en la historia del cine de Hollywood, pero desgraciadamente los libros solo lo recuerdan como un guionista infravalorado, a pesar de que hay todo un material sobre su vida.

Durante sus inicios, fue uno de los guionistas de cabecera de la industria de Hollywood desde finales de los años 20 hasta principios de los años 40, llegando a escribir guiones de películas de los grandes estudios.

Era un guionista ingenioso. Pero su reputación no era la más adecuada. Cuentan que su alcoholismo y su adicción a los juegos de apuesta alcanzaban niveles legendarios. Era propenso a los escándalos y las discusiones políticas.

Y era habitual verlo de vacaciones por numerosas clínicas de desintoxicación. En 1942, recibió el premio de la Academia al Mejor Guion Original por ‘Ciudadano Kane’, logro que compartió con Orson Welles.

Mucho se ha hablado de esa colaboración, hasta el punto en que se especula que la autoría del guion fue totalmente una idea suya.

 

La nueva película de David Fincher, ‘Mank’, es un drama biográfico que precisamente examina la efigie Mankiewicz y recoge la controversia que rodea la autoría del guion de ‘Ciudadano Kane’, así como también refleja la manera en que el poder de Hollywood manipula y abusa de la creatividad de los guionistas para servir asuntos políticos.

Es la primera que filma en blanco y negro. Y cuenta con un guión escrito por su padre, Jack Fincher. Su estreno se produjo en Netflix, donde la vi con cierto entusiasmo pensando en que se trataría de una de las mejores del año.

Visualmente evoca la estética de una película clásica de Hollywood de los años 30 y 40, además de tener una moderada actuación de Gary Oldman, pero creo que es una decepción rotunda y algo irregular de un director tan meticuloso.

El preámbulo se ambienta en 1940 y muestra a Herman J. Mankiewicz (Gary Oldman) cuando recibe una llamada telefónica de Orson Welles (Tom Burke) mientras se halla en un rancho de huéspedes en Victorville, tras un accidente automovilístico. En medio de la conversación, Welles, le pide que escriba el guion lo más rápido que pueda a fin de iniciar el rodaje.

Pero él se toma su tiempo y extrae sus ideas a medida que recuerda el pasado político de Hollywood y el vínculo que tuvo con Marion Davies (Amanda Seyfried), Louis B. Mayer (Arliss Howard) y William Randolph Hearst (Charles Dance).

Aunque no se parece físicamente, la interpretación de Oldman, como mucho, me parece plausible y un poco dúctil cuando interpreta al guionista embriagado que combate la preponderancia de Hollywood con la retórica cínica. Casi no hay pujanza cuando transmite la naturaleza errante y autodestructiva de Mank, pero sin lugar a dudas se deja ver.

Agradezco infinitamente que se vea tan estilizada y todo, pero me parece que la falta de fuerza y de emotividad se hace evidente a lo largo de un metraje de dos horas cuando narra la odisea artificiosa del alcoholizado y errático guionista hollywoodense. No contiene nada revelador o remotamente sorpresivo.

La mayoría de las escenas lucen un poco redundantes cuando se limitan a los paseos de Mank por los estudios o en su casa en Victorville cuando escribe el guión.

En el fondo, relata la simple historia de cómo Mank se obsesiona con Davies y Hearst mientras su resentimiento por la industria que lo traiciona lo motiva a escribir un guión como objeto de venganza, amontonando las crónicas que conoce de ellos para desenmascarar sus vicios y sus miserias. Tan sencillo como eso.

Algunos de los pasajes de Mank son tan irrelevantes como insustanciales. Y los encuentros que tiene con algunos famosos se vuelven hasta innecesarios, momento en que la polémica del guion de ‘Citizen Kane’ pasa a un segundo plano y yo, invadido por el aburrimiento y el desinterés, pienso que el mercadeo de la película me ha engañado. Es uno de los filmes más tibios de Fincher.

Ficha técnica

Año: 2020
Duración: 2 hr 12 min
País: Estados Unidos
Director: David Fincher
Guión: Jack Fincher
Música: Trent Reznor, Atticus Ross
Fotografía: Erik Messerschmidt
Reparto: Gary Oldman, Amanda Seyfried, Arliss Howard, Charles Dance
Calificación: 6/10