“Manipulación de las encuesta, como estrategia política”

Por viernes 17 de abril, 2015

En las décadas de los años 50 y 60 los medios de opinión pública se dieron cuenta de la importancia del uso de las encuesta como instrumento para generar opinión en los procesos electorales, ya para el año 1936 la firma encuestadora Literary Digest, utilizó una muestra significativa de 2.3 millones de votantes, para determinar la simpatía política de los norteamericanos, una semana antes de las elecciones presidenciales. Esta firma da a conocer los resultados donde el candidato del Partido Republicano Alf Landon, era mucho más popular que Franklin D. Roosevelt del Partido Demócrata, para obtener el triunfo en esas elecciones presidenciales de ese año.

En respuesta a estos resultados, surge la encuesta de George Gallup quien realiza una investigación, utilizando mejores bases científicas y con una muestra demográfica representativa más pequeña y logra vaticinar con márgenes casi perfecto la victoria de Roosevelt en 1936, generando un gran impacto y creando un hito en la historia de las encuestas de opinión pública.

Ya para el 1945 la firma encuestadora Gallup expande su prestigio, al vaticinar la victoria del Partido Laborista en la elección general de 1945 por encima del Partido Conservador liderado por Wiston Churchill. Después de estos acontecimientos, el uso de las encuestas como instrumento de generación de opinión se generaliza en casi todos los países por los medios de opinión pública. Hacemos referencia de la firma encuestadora Gallup porque es una de la más conocida en nuestro y de mayor credibilidad en el país.

En los años 1961 y 1963 John F. Kennedy, se convierte en el primer candidato presidencial de Estados Unidos en utilizarla las investigaciones científicas para la elaboración de sus estrategias de campaña y escribir sus seductores discursos que enloquecían a los votantes, creando una empatía nunca antes visto gracias a esta nueva arma electoral que hoy conocemos como encuestas.

El éxito de la candidatura de John F. Kennedy, le sirve de referencia a los políticos, de la importancia de la encuestas como estrategia electoral y como instrumento de manipulación del subconsciente de los votantes para inducir cambios en las preferencias electorales hacia un candidato especifico.

“El notable sociólogo francés Pierre Bordieu, que llegó a afirmar que “la opinión pública no existe” criticando duramente a estos sondeos, que lo consideraba “artefactos” creados para manipular y retorcer la verdad”

Me parece estar escuchando a Pierre Bordieu en nuestro país, denunciando la prostitución de las encuesta, divulgadas por medios de comunicación con gran influencia en la generación de opinión, que utilizan su prestigio y credibilidad para retorcer la realidad electoral a favor de un sector o candidato que paga grandes sumas económicas por cada porcentaje que le colocan.

Esta manipulaciones de las encuesta es una epidemia global, que hiso presencia en los comicios presidenciales de Brasil del año 2014, donde el último sondeo elaborado por un canal de televisión daba como virtual ganadora a la candidata Marina Silva 45% en una segunda vuelta por encima de la presidenta Dilma Rousseff y descalificando las posibilidades del candidato Aécio Neves del partido Socialdemócrata.

! Sorpresa! Marina Silva que lideraba todas las encuesta obtiene un 21.23 %, quedando eliminada y Dilma Rousseff del partido PT, obtiene un 41.59% y Aécio Neves un 33,55% para estos dos ir juntos a competir por la presidencia de Brasil en una segunda vuelta.

Pero todavía hay mas… en las elecciones presidenciales de Panamá, los medios de comunicación dieron a conocer los resultados de una encuesta, a solo una semana de realizarse las elecciones que posicionaban al candidato opositor del Partido Revolucionario Democrático Juan Carlos Navarro, como el virtual ganador con 34,2%, en segundo lugar José Domingo Arias, de la alianza ‘Unidos por Más Cambios’, con un 33,9% y en tercer Juan Carlos Varela, por la alianza ‘El Pueblo Primero’, con un 29,1%.

¡Otra sorpresa! Juan Carlos Varela 39.10% ,venciendo a José Domingo Arias 31.42%, de, Partido Cambio Democrático, y a Juan Carlos Navarro con un 28.11%, del Partido Revolucionario Democrático.

Los dos candidatos a la presidencia de Panamá y Brasil que daban estas firmas encuestadoras, en un lejano tercer lugar, obtuvieron la victoria con el 10% de los votos por encima de lo que le atribuían estas encuestas manipulada. ¿Qué usted pensaría si vota por un candidato que estaba ganado en la noche y al otro día amanece perdido?

En nuestro país las manipulaciones de las encuestas, han llegado al extremo de pronosticar a 13 meses de las elecciones presidenciales, con un escenario sin boletas electoral definida, una oposición sin elegir su candidato, mas de 6 partidos que están solicitando su reconocimiento ante la Junta Central Electoral y que en ese grupo que espera su legalización para participar en el torneo electoral.

Es evidente que hay un sector de poder, aliado algunos medios de comunicación influyentes con alto niveles de credibilidad que están utilizando la manipulación de las encuesta como estrategia electoral. ¿Con que propósito? Fabricar un candidato opositor que lideré una oposición que no existe.

¡Sorpresa! ¿Colorín colorado adivine quien habrá ganado, el que está en tercero lugar o el que no aparece en estas encuestas manipuladas y prostituidas?

Por Julio Jiménez

Anuncios