Manager de Puerto Rico, Luis Matos: Éramos como el patito feo

Por Carlos Luis Baron miércoles 8 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, Culiacán (México), 8 feb (EFE).- El manager de los Criollos de Caguas puertorriqueños, Luis Matos, aseguró hoy que ganar la Serie del Caribe es algo especial porque su equipo fue menospreciado y todos querían jugar con él en las semifinales."Éramos como el patito feo.

"Éramos como el patito feo, todos querían ir contra nosotros y ahora estamos contentos por el título", dijo a Efe el manejador.

Los puertorriqueños comenzaron la serie con tres derrotas y cuando se vieron obligados a vencer a República Dominicana o regresar a casa como el peor equipo, ganaron 10-2 y a partir de ahí dieron una vuelta a su juego, superaron a Venezuela 9-6 en la fase de los cuatro mejores, y a México, 1-0 en la final.

"Siempre dije que nuestro cuerpo de lanzadores era espectacular, pero en los tres primeros partidos los errores costaron; hoy el pitcheo hizo el trabajo nuevamente para ser campeones", comentó el estratega.

Durante el campeonato, Matos insistió en que su equipo solía dar lo mejor cuando se veía contra la pared y defendió la idea de jugar el llamado béisbol chiquito, con toques de bola, robos de base, jugadas de corrido y bateo y buen rendimiento defensivo.

En la final el estratega puso en práctica su teoría y en la décima entrada aseguró el triunfo cuando el campo corto Yadier Rivera pegó un doble, avanzó a tercera base con un toque de bola de sacrificio y anotó con un elevado a los jardines.

"Ya lo había dicho, este equipo es especial, no hay nada más que decir sobre el grupo", señaló.

Con el título de los Criollos, Puerto Rico rompió una sequía de 17 años sin ganar una Serie del Caribe y se afianzó como segundo país con más cetros en la justa, con 15.

"Tenemos jóvenes con talentos de Grandes Ligas y nos pueden ayudar a empezar una nueva era del país en la Serie del Caribe", señaló el estratega.

Al referirse al duelo de la final, decidido en 10 entradas, Matos lo calificó como un gran juego.

"Los que lo vieron, consumieron un manjar de béisbol, hubo buena defensa, buen pitcheo y terminar como acabo fue grandioso", concluyó. EFE