Malgastar el talento

Por Persio Maldonado miércoles 18 de enero, 2017
Persio Maldonado
Director El Nuevo Diario
Pdte. Sociedad Dominicana de Diarios
Pdte. FEDOTENIS | Pdte. COTECC

Las redes sociales son una especie de exorcismo ciudadano. La gente ha adquirido una manera directa de poner cuanto se les ocurre. Dicen de todo y contra todos. Verdades y mentiras y, sobre todo, insultos.

Incluso, gente con talento para hacerlo de otra manera no aprovecha para su propia causa y acaba dominada por la tentación del insulto. Es como si la posibilidad de ocultarse, en ocasiones con seudónimos o en su condición de indefinido en el tumulto, les subiera la adrenalina para los bajos instintos.

Umberto Eco, filósofo italiano, se quejaba de la baja calidad de las cosas que hacían los cibernautas, y en especial, porque ahora podían hacerlo con todo el mundo, cuando antes se quedaban en los bares.