Malcorra busca gas en Argelia y nuevos mercados para las empresas argentinas

Por El Nuevo Diario lunes 27 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ARGEL.- Ofrecer la experiencia de Argentina en diversos sectores y ampliar la cooperación y el comercio en el sector del gas han sido los ejes centrales de la visita oficial de tres días a Argelia que la ministra argentina de Asuntos Exteriores, Susana Malcorra, concluyó hoy en Argel.

"En energía hemos hablado de la posibilidad de exportaciones de gas a Argentina, país que históricamente tenía superávit de gas pero ahora estamos en déficit así que el ministro mostró interés en ver si hay oportunidades de importaciones de gas desde Argelia", explicó la ministra en una rueda de prensa ofrecida este lunes.

Según estadísticas de las aduanas argelinas, las exportaciones de gas natural licuado argelino a Argentina sumaron 44 millones de dólares durante el año de 2016.

Además de las importaciones, Malcorra admitió que su país busca otras vías para cubrir la demanda, como la explotación de gas esquisto -fruto de explosiones controladas bajo la capa terrestre cuyo efecto es objeto de polémica-, una vía en la que Argentina está dispuesta a colaborar con Argelia.

Al igual que la nación norteafricana, que hasta la fecha se ha topado con las protestas populares, la reticencia de los inversores y el informe desfavorable de los expertos para explotar estas reservas en el sur, Argentina también cree que tendría un filón bajo su superficie.

"Hemos visto si podría haber cooperación y compartir experiencia ya que Argelia eventualmente (podría) poner a producir su reserva de gas esquisto", explicó en un acto celebrado en la embajada argentina en Argel como colofón a la visita.

Malcorra defendió esta polémica explotación al justificar que se realiza "de una manera sana", sin causar daños a la población ni al medioambiente ya que -según dijo- se descubrió que la roca en Argentina no es muy profunda, tiene menos impacto y contiene menos agua y menos arena.

"La población recibe positivamente la explotación porque se han hecho pruebas de que esta explotación no tiene impacto negativo sobre el ambiente", subrayó.

País totalmente dependiente del petróleo, Argelia ha comenzado a buscar más vías de explotación como consecuencia de la crisis económica que sufre desde hace dos años a causa del abrupto descenso de los precios del petróleo.

A este respecto, Malcorra destacó la experiencia argentina frente a la crisis económica que sufrió su país entre 1998 y 2002 y aconsejó a los argelinos priorizar la apertura de nuevos mercados en el exterior antes que centrarse y limitarse a la inversión interior en el mercado nacional.

"Es difícil dar una lección a un buen amigo", agregó la ministra antes de aclarar que la situación en su país era "más dramática" que la de Argelia.

Con cerca de 40 millones de habitantes, la superficie más grande de África y una economía socialista basada en los subsidios y en el empleo estatal, Argelia carece de industria, lo que obliga al país a importar la mayoría de productos.

Una parte importante de esas importaciones se la llevan los productos refinados, en particular los combustibles, por lo que el país ha diseñado un programa de expansión con el que pretende ser autosuficiente en este sector para 2021.

Ante esta situación, Malcorra exploró durante esta visita otros nichos de mercado que las empresas argentinas pueden aprovechar en Argelia, como la el desarrollo de tecnología nuclear y la Agricultura.

En este último sector, Argelia está interesado en beneficiarse de la experiencia argentina en sistemas de irrigación, en explotación ganadera y en la pesca, sectores en los que la canciller dijo que Argentina tiene "una gran oportunidad".

"La agricultura expansiva de Argentina es un modelo muy interesante como la expansión del agua hemos trabajado la idea de desarrollar un modelo que permita la transferencia de gestión porque es una disciplina importante", afirmó.

En materia de política, Malcorra dijo haber examinado con su colega Ramtan Lamamra "la visión política de ambos países sobre el cambio climático, la situación en la región y hemos repasado los temas multilaterales".

En este sentido, la ministra aludió a la retirada este fin de semana de marruecos de un área en la costa del Sáhara Occidental que los saharauis consideran territorio propio.

"La posición de Argentina es poner este asunto entre las manos de Naciones Unidas. Damos la bienvenida a la integración de Marruecos en la Unión Africana y esperamos que esto se complete trabajando con la ONU y se solucione el conflicto", declaró.

Apple Store Google Play
Continuar