Malasia no descarta entregar el cadáver de Kim Jong-nam a Pyongyang

Por El Nuevo Diario Miércoles 15 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BANGKOK.- Malasia afirmó hoy que no descarta entregar a Corea del Norte el cadáver de Kim Jong-nam, el hermano asesinado del líder norcoreano, Kim Jong-un, tras confirmar que lo identificaron con una prueba de ADN.

"Estamos contemplando todas las posibilidades", dijo el viceprimer ministro y titular del Interior malasio, Ahmad Zahid Hamidi, al ser preguntado por los periodistas, informó el diario The Star.

Hamidi también confirmó que la Policía utilizó el ADN de un hijo de Kim Jong-nam, sin precisar quién, para identificarlo.

El pasado viernes, las autoridades malasias confirmaron oficialmente que la víctima es Kim Jong-nam, pero entonces no precisaron si habían utilizado la prueba del ADN u otro procedimiento.

La Policía no ha revelado si la muestra utilizada pertenece a Kim Han-sol, quien divulgó un vídeo tras el asesinato de su padre, envenenado con el agente nervioso VX por dos mujeres el pasado 13 de febrero en el aeropuerto de Kuala Lumpur.

Tres días más tarde, Corea del Sur afirmó que la víctima, que viajaba con un pasaporte diplomático norcoreano bajo el nombre de Kim Chol, era en realidad el hermano mayor de Kim Jong-un.

Malasia acusa a una vietnamita y una indonesia de envenenar a la víctima y busca a siete norcoreanos, de los que cuatro huyeron del país y otros tres se cree que están escondidos en la Embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur.

El Gobierno de Seúl acusó desde un primer momento a Pyongyang y achacó el asesinato a una orden directa de Kim Jong-un.

Corea del Norte, por su parte, sigue insistiendo en que el muerto es Kim Chol y achaca el fallecimiento a un ataque cardíaco, al tiempo que acusa a las autoridades malasias de conspirar junto a Estados Unidos y Corea del Sur.

El Gobierno norcoreano anunció el 7 de marzo que prohibía la salida de los ciudadanos malasios de su territorio hasta que no se resuelva el caso, lo que fue respondido por Malasia con una medida similar.

Kim Jong-nam nació en 1971 de la relación entre el difunto líder norcoreano Kim Jong-il y la que fuera su primera concubina, la actriz Song Hye-rim, mientras que Kim Jong-un nació del mismo padre y su última consorte, Ko Yong-hui.

En su día, el hermano mayor estuvo considerado como el mejor posicionado para suceder al padre al frente del régimen norcoreano, pero cayó en desgracia en 2001, tras ser detenido en Japón con un pasaporte dominicano.

En los últimos años vivió exiliado en China y en 2012 atrajo la atención por sus críticas a Pyongyang y su sistema de sucesión.