Malasia expulsa al embajador de Corea del Norte en Kuala Lumpur

Por El Nuevo Diario Sábado 4 de Marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BANGKOK.- Malasia anunció hoy en un comunicado la expulsión del embajador de Corea del Norte en Kuala Lumpur, Kang Chol, y le dio un plazo de 48 horas para abandonar el país.

La decisión se produce después de que Malaska pidiera a Kang Chong que se disculpara por criticar la investigación del asesinato de Kim Jong-nam, hermano del líder de Corea del Norte, Kinm Jong-un.

Ante la ausencia de respuesta a esa petición, el ministro malasio de Exteriores, Naifah Aman, convocó hoy al diplomático norcoreano pero Kang Chong declinó asistir a la cita.

"Por ese motivo, el ministerio ha informado a la embajada de que Malasia ha declarado a Kang Chol persona no grata", precisó el titular de la diplomacia malasia en un comunicado.

"Abandonará el país en 48 horas", se agrega en el texto, recogido por la prensa local.

La medida se produce en medio de una escalada de tensión entre Malasia y Corea del Norte por el asesinato de Kim Jong-nam el pasado febrero.

Malasia emitió el viernes una orden de arresto de Kim Uk Il, un empleado de la aerolínea norcoreana Air Koryo refugiado en la embajada de su país en Kuala Lumpur y que relaciona con el crimen.

Las autoridades malasias también solicitan el testimonio del secretario de la legación norcoreana, Hyon Kwang Song, aunque este no puede ser arrestado por contar con inmunidad diplomática.

Ambos fueron vistos despidiendo en el aeropuerto de Kuala Lumpur a cuatro norcoreanos sospechosos de planear el ataque mortal con un potente agente tóxico contra Kim Jong-nam en la terminal aérea.

Las hasta ahora únicas personas detenidas por el asesinato son dos mujeres, la indonesia Siti Aisha y la vietnamita Doan Thi Huong, imputadas de asesinato por envenenar a la víctima el agente nervioso VX, que terminó en cuestión de minutos con la vida de Kim Jong-nam, al frotarle la cara con un pañuelo enjuagado con el tóxico.

La Policía malasia considera que las dos mujeres fueron reclutadas para cometer el asesinato por los cuatro norcoreanos en busca, mientras ellas alegan que fueron contratadas para gastar una broma a la víctima.

EEUU y Corea del Sur han acusado a Corea del Norte de haber organizado el asesinato de Kim Jong-nam.

Malasia, no obstante, ha evitado hasta el momento responsabilizar a Pionyang de la muerte del hermano de su líder Kim Jong-um, que según Corea del Norte murió de un ataque de corazón.