Magistrada guatemalteca acusada de injerencias pide baja laboral temporal

Por El Nuevo Diario sábado 4 de febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, GUATEMALA.- La magistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Guatemala Blanca Stalling, acusada de tráfico de influencias, pidió hoy al máximo tribunal una separación temporal del cargo.

Así lo dio a conocer la presidenta interina de la Corte Suprema, Silvia Patricia Valdés, durante una sesión plenaria en la que el ente busca elegir a su nuevo titular, que también ejercerá como presidente del Organismo Judicial durante un año.

Stalling tiene prohibido salir del país mientras es investigada por el delito de tráfico de influencias, pues supuestamente intentó aprovecharse de su posición para presionar al juez del Tribunal Noveno de Sentencia, Carlos Ruano, que conocía un caso en el que está involucrado su hijo.

La separación "temporal" del cargo que solicitó la magistrada le permite continuar cobrando su salario habitual durante un tiempo que no precisó la presidenta interina del ente.

Según la Fiscalía y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), que promovieron retirarle la inmunidad a la magistrada para que sea investigada, la jueza intentó aprovecharse de su posición para influir en la decisión del juez Ruano, quien la denunció y presentó como prueba una grabación.

Stalling negó en varias ocasiones haber influido en el juez que lleva el caso de su hijo, Otto Molina Stalling, acusado de ser uno de los operadores del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social (IGSS) que habría recibido comisiones ilegales para otorgar contratos a una farmacéutica.

El juez Ruano -que salió del país por seguridad- grabó una conversación con la magistrada, la cual presentó como prueba a la Fiscalía y aseguró que Stalling lo presionó para conocer el caso IGSS-Pisa, en el que está implicado Molina Stalling, acusado de asociación ilícita y cobro ilegal de comisiones.

Varias entidades han pedido en reiteradas ocasiones la renuncia de Stalling, quien perdió su inmunidad el jueves pasado tras una votación en el pleno del Congreso, por lo que su caso pasó la Justicia ordinaria, donde será investigada para esclarecer su responsabilidad.

Durante el pleno de este sábado, los magistrados presentes, un total de 12, no alcanzan consenso para elegir a su nuevo presidente después de que el Constitucional anulara por irregular la elección de Valdés, que se hizo en meses pasados con un magistrado suplente y no con todos los titulares como establece la ley local.