Macron sale favorito sin quererlo en el debate de los once candidatos al Elíseo

Por admin martes 4 de abril, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS.- Los once candidatos a la presidencia francesa participan esta noche en un debate en televisión en el que el socioliberal Emmanuel Macron trata de negar la condición de favorito que le otorgan los sondeos porque eso le coloca como principal objetivo de los ataques.

A 19 días de la primera vuelta de los comicios, tras la que sólo quedarán dos de los once para la segunda, el 7 de mayo, las cadenas "BFMTV" y "CNews" organizan este debate de tres horas y media en el que cada aspirante tiene en total, en cumplimiento de unas condiciones de igualdad estrictas, algo más de un cuarto de hora de tiempo de palabra.

Todos empezarán con una presentación de un minuto y luego tendrán un minuto y medio para cada pregunta de las dos periodistas encargadas de garantizar que se habla de los tres grandes temas establecidos -empleo, terrorismo y modelo social- a los que se añadirán cuestiones como los servicios públicos o la moralización de la política.

Tras un primer debate el 20 de marzo, que tuvo una audiencia de más de 10 millones de espectadores y contó con los que se consideran los cinco grandes candidatos -Macron, Marine Le Pen, François Fillon, Jean-Luc Mélenchon y Benoît Hamon-, en el de hoy están todos los que pasaron la criba legal de los 500 apadrinamientos de cargos públicos.

En esta ocasión, en la que se han prohibido los teléfonos móviles para impedir que los protagonistas reciban mensajes durante la emisión, también tendrán derecho a cámara a partir de las 20.40 locales (18.40 GMT) los seis menores, de los que sólo el soberanista Nicolas Dupont-Aignan -según las últimas encuestas- podría acercarse al umbral simbólico del 5 % de los votos.

Las últimos estudios de intención de voto indican que Macron y la ultraderechista Le Pen son los mejor situados para calificarse para la segunda vuelta (con un 26 % y un 25,5 %, respectivamente, según las cifras de Ifop de ayer), seguidos por el conservador Fillon (17 %), el líder de la izquierda radical Mélenchon (15 %) y el socialista Hamon (10 %).

También coinciden en que si el duelo final fuera entre Macron y Le Pen, el que fuera durante dos años y hasta agosto de 2016 ministro de Economía del actual presidente, François Hollande, sería el claro vencedor. Ifop señala que conseguiría un 60 % de los votos, frente al 40 % de Le Pen.

Eso permite pensar que -como ya ocurrió en el debate precedente- el benjamín de los candidatos (39 años) sea el centro de las críticas de otros pretendientes y el que potencialmente más tiene que perder en un paso en falso.

Por eso, se ha esforzado en negar su condición de favorito y en intentar atribuirla a la líder de la ultraderecha, al señalar que "el peor riesgo" es no darse cuenta de que Le Pen puede ganar si termina en cabeza y con una amplia distancia en la primera vuelta.

"Los que dicen que no puede ganar en la segunda vuelta son los mismos que decían que (Donald) Trump no podría ganar nunca" (la Presidencia de EEUU), alerta el socioliberal en una entrevista a "Le Monde".