Macron: “La gente no quiere menos Europa, sino una Europa que funcione”

Por El Nuevo Diario viernes 24 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS.- El candidato socioliberal a la Presidencia francesa, Emmanuel Macron, se mostró hoy convencido de que sus compatriotas "no quieren menos Europa, sino una Europa que funcione", para lo que abogó sin ambages por un eje franco-alemán que ejerza de locomotora.

El aspirante, de 39 años y que se declara "europeísta convencido e incluso entusiasta", insistió en que "no se puede ser tímidamente europeo", en una entrevista con el diario "Libération" publicada hoy.

En su opinión, la Unión Europea (UE) "no ha sabido hacer frente a la ampliación", puesto que "quienes estaban dispuestos a avanzar renunciaron a una mayor integración en la zona euro por miedo a contrariar a los británicos o los polacos".

Pese a todo, defendió algunos progresos como la unión bancaria, sin la cual "todo habría ardido".

Partidario de "restaurar un verdadero diálogo franco-alemán", cree que para "restablecer la credibilidad" de Francia ante Alemania, su país debe primero completar una serie de reformas económicas, entre las cuales destacan las del mercado de trabajo, la formación profesional y la educación.

"Hay que reconocer que se ha instalado una cierta sospecha en la pareja franco-alemana. Si queremos volver a ser el motor, hay que recuperar la confianza", reiteró Macron, para quien la canciller, Angela Merkel, y el líder socialdemócrata, Martin Schulz, comparten esa voluntad.

El exministro de Economía abogó por una UE a varias velocidades: "En la Europa a 27 se puede avanzar en el digital y la energía", mientras que "en seguridad se puede avanzar en el seno del espacio Schengen", y en la eurozona hay que ir hacia "la convergencia fiscal y social, con un presupuesto, un ejecutivo y un parlamento".

Respecto al "brexit", Macron no aceptó que el Reino Unido "tenga un acceso al mercado único dependiendo de jurisdicciones que no están en la zona euro: es la receta para el desastre", por lo que anunció que en ese sentido "Francia será intratable" si sale elegido.

El favorito en los sondeos para ganar las elecciones admitió que desde el "no" francés y holandés en el referéndum sobre la Constitución europea en 2005 "ya nadie propone nada, y la lógica de la duda ha triunfado".

Macron, que fue recibido por Merkel en Berlín la semana pasada, destacó que ésta fue "la única en mantener un discurso responsable" con la crisis de refugiados, a diferencia de algunos candidatos a la Presidencia gala "que hacen creer que se pueden cerrar las fronteras nacionales a los refugiados".

Por ello, se mostró partidario de "una gestión del asilo coordinada" entre los países europeos y los de llegada o tránsito, al tiempo que reclamó "sanciones" para los Estados de Europa central que rechazan recibir a los inmigrantes.

En la escena global, consideró que "el mundo se ha hecho más incierto y peligroso en los últimos meses", ya que "por primera vez, numerosos dirigentes extranjeros desean abiertamente que Europa se debilite", como el estadounidense Donald Trump o el ruso Vladímir Putin.

Se felicitó por que "desde hace dos años Alemania haya cambiado de estrategia", y, en lugar de mirar hacia Rusia o China, Merkel "haya vuelto hacia Francia y haya tomado partido por Europa".

Destacó que uno de sus grandes desacuerdos con varios de sus rivales en la carrera presidencial es precisamente "su fascinación por la Rusia de Putin", con quien "hay que hablar para asegurar la estabilidad de Oriente Medio", pero "sin olvidar quiénes son, qué hacen y cuál es la naturaleza de su régimen".

Apple Store Google Play
Continuar