Macri reitera que Gobierno no interfiere en caso de diputada del Parlasur Milagro Sala

Por EFE martes 17 de enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, ARGENTINA, 17 ene (EFE).- El presidente argentino, Mauricio Macri, reiteró hoy que la Justicia es independiente y que el Poder Ejecutivo no interviene en el caso de la detención de la activista social y diputada del Parlasur Milagro Sala, cuyo encarcelamiento desde hace un año es rechazado por organismos como Naciones Unidas.

"Es un caso de Jujuy, con el federalismo que gobierna en este país, con un Poder Judicial independiente y de la provincia de Jujuy", afirmó hoy el mandatario, en referencia a la región norteña donde Sala permanece encarcelada bajo cargos como extorsión, fraude al Estado y asociación ilícita.

En su primera rueda de prensa de 2017, un día después de que se cumpliera el primer aniversario de la detención de la activista, Macri reiteró, tras ser consultado por la prensa, que lo único que tiene "para contar" es que la Justicia está tramitando una gran cantidad de causas contra Sala por sospechar que "ha cometido innumerable cantidad de delitos".

"A las preocupaciones de los organismos de derechos humanos internacionales que se han acercado las hemos invitado a concurrir y sentarse con las autoridades de Jujuy y ver si estos trámites han llevado el debido proceso", recalcó.

Macri también apuntó que, paralelamente, el Fisco argentino también investiga a la diputada del Parlasur por "evasión impositiva", al igual que haría "con cualquiera" que estuviera bajo sospecha.

"Mi orden a la AFIP (Administración Federal de Ingresos Públicos) ha sido ‘todos los argentinos tenemos que pagar impuestos’, no hay acá amigos del poder ni privilegiados en los cuales pueden darse el lujo de no pagarlos. Por eso le inició una causa la AFIP sin siquiera preguntarle al presidente", añadió el mandatario.

Sala fue detenida en enero de 2016 por una protesta organizada contra el gobernador jujeño, el oficialista Gerardo Morales, y permaneció encarcelada debido a otros cargos, como fraude a la administración pública, extorsión y asociación ilícita.

Elegida para el Parlasur en diciembre de 2015, la activista aún no asumió su cargo y su detención es seriamente cuestionada por organismos internacionales, como el grupo de trabajo sobre