Macri dice que nueva ley acaba con “carrera de obstáculos” para emprender

Por El Nuevo Diario jueves 30 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, BUENOS AIRES.-El presidente de Argentina, Mauricio Macri, consideró hoy que la nueva ley de emprendedores, aprobada este miércoles en el Senado, termina con la "carrera de obstáculos" que suponían los trámites burocráticos para iniciar proyectos en el país y permite "democratizar" las oportunidades.

"Estamos convocando a las grandes empresas del mundo a que vengan a invertir en Argentina pero todos sabemos que más de la mitad de los empleos los están generando los pequeños emprendimientos", destacó el mandatario durante una visita realizada hoy a la pequeña empresa de helados artesanales Guapaletas, en la localidad bonaerense de Malvinas Argentinas, a las afueras de la capital.

Por ese motivo, celebró que este miércoles el Senado sancionara por unanimidad la ley de apoyo a la actividad emprendedora, que busca generar 47.000 puestos de trabajo y facilitar los trámites que deben enfrentar los pequeños empresarios.

"Encima que alguien quiere arriesgar su poco capital, poner su tiempo, su esfuerzo, para empezar un pequeño emprendimiento como este, por otro lado tiene un Estado que lo único que hace es ponerle trabas", criticó Macri.

En ese sentido, aseguró que, con la nueva norma, el "viacrucis" de esperar más de un año para que el Estado aprobara su idea y su inversión que tuvieron que atravesar firmas como Guapaletas podrá hacerse en 24 horas por internet, a lo que se sumarán medidas como créditos a tasa cero para quienes arrancan un proyecto y a largo plazo con tasas "razonables" para quienes quieren ampliarlo.

"Eso es democratizar las oportunidades, que no sea más una carrera de obstáculos", destacó.

El presidente también hizo referencia al conflicto docente que afecta al país desde principios de mes, en coincidencia con el inicio del ciclo lectivo, y que ha provocado varias huelgas en reclamo de mejoras salariales, con su foco central en la provincia de Buenos Aires, donde llevan, en total, 13 días sin clase, por la falta de acuerdo entre profesores y el Gobierno de Buenos Aires.

"Es inaceptable que no tengamos la altura, la grandeza, de sentarnos en una mesa y decir: ‘cómo hemos hecho las cosas está mal y las vamos a cambiar’, y se siga defendiendo lo que no funcionó", señaló.

Por eso consideró necesario "discutir" la calidad de la educación pública, sobre todo tras la reciente publicación de los resultados de una prueba realizada en todo el país que reveló que la mitad de los estudiantes de secundaria reprueba en lengua y siete de cada diez apenas llegan al nivel básico en matemáticas.

Con base en esto, "solo el 15 % de los chicos que están comenzando hoy (la escuela) va a conseguir un buen trabajo el día de mañana", apuntó.