Luto en el golf femenino con muerte de la leyenda de la LPGA, Mickey Wright

Por EFE martes 18 de febrero, 2020

EL NUEVO DIARIO, FORT LAUDERDALE.- El mundo del deporte del golf se encuentra este lunes de luto tras conocerse el fallecimiento de la legendaria jugadora estadounidense Mickey Wright, quien falleció a la edad de 85 años, tras sufrir un ataque cardíaco.

La exjugadora californiana nació en San Diego, se convirtió en una auténtica leyenda gracias a su swing único por su elegancia y eficacia que le permitió conseguir 82 títulos, incluidos 13 torneos ‘mayors’.

Su presencia dentro del deporte del golf la convirtió en la figura clave y crucial que hizo posible el impulso del golf femenino dentro de la LPGA.

Wright, que residía desde 1974 en la localidad de Stuart (Florida), había superado la dolencia de un cáncer de seno que le fue detectado en el 2007.

La legendaria exjugadora se hallaba hospitalizada en Florida las últimas dos semanas a raíz de una caída, explicó su abogada Sonia Pawluc, la encargada de dar a conocer su fallecimiento.

Wright se integró al LPGA en 1955 y los 82 triunfos la hicieron merecedora de entrar a formar parte del Salón de la Fama tras colocarse en el segundo lugar de la lista de todos los tiempos, solo superada por Kathy Whitworth, que ganó 88 torneos.

A pesar de estar retirada, en 1999, también recibió el honor de ser la Golfista del Siglo y la Deportista del Año en 1963 y 1964.

Además, en el 2009, una encuesta realizada por la revista especializada ‘Golf Magazine’ a expertos, la estableció como la mejor golfista de la historia.

Mientras que los legendarios campeones Ben Hogan y Byron Nelson coincidieron en que Wright tenía el mejor ‘swing’ que habían visto.

Wright, comenzó a jugar golf de manera regular a los 11 años y en 1952, a los 17, ganó el Campeonato Junior de Mujeres de la USGA. En 1954, conquistó el torneo mundial aficionado.

También comenzó la carrera universitaria al estudiar Psicología durante un año en la prestigiosa Universidad de Stanford antes de abandonar los estudios en 1955 y dedicarse a tiempo completo al deporte del golf.

Cuando explicaba su trayectoria profesional y personal, Wright siempre destacaba que su mejor maestría en Psicología la adquirió en los campos de golf.

“Obtuve mi propia versión de una maestría en Psicología en estudio y experiencia, prueba y error, en los campos de golf de todo Estados Unidos. La psicología… es una parte integral de un buen golf tanto como un ‘swing’ eficiente”, expresó Wright a través del Salón de la Fama del Golf Mundial, al que llegó en 1976.

Wright jugó su primer torneo profesional en 1956, en Jacksonville (Florida), y cinco años después, en 1961, dominaba el Tour de la LPGA con al menos 10 torneos ganados, anualmente, de 1961 a 1964.

Uno de los triunfos más importantes que consiguió fueron los cuatro títulos del U.S.Open y otros cuatro de LPGA Championships.

Los problemas físicos que comenzó a sufrir en los pies y el agotamiento, la forzó a tener que abandonar la competición activa en la temporada de 1969, cuando todavía era la mayor atracción en el Tour de la LPGA al que ayudó de manera permanente a conseguir que elevase su nivel y progresase en todos los aspectos.

“La presión era enorme”, destacó Whitworth sobre su amiga y rival, según el Salón de la Fama. “Los patrocinadores llegaron a amenazar con cancelar sus torneos en caso de que no jugara. Consciente que si cancelaban el resto de nosotras no podría jugar, Mickey siempre estuvo en el campo”.

Wright alcanzó su último título importante cuatro años después de haberse retirado, en 1973, tras ganar el torneo Colgate-Dinah Shore Winner’s Circle, que se disputó en Rancho Mirage (California).

Anuncios