Lula agradece la compañía de sus partidarios durante su “martirio”

Por EFE martes 25 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, SAO PAULO.- El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril por corrupción, agradeció en una carta enviada a sus seguidores esta madrugada por su “compañía” durante “el martirio” que atraviesa, en la que también aprovechó para trasmitir sus saludos navideños.

“Quiero agradecer la compañía que me hacen cada día, todos los días, durante ese martirio, en el frío del invierno de Paraná o en el calor de los últimos días”, dijo Lula, quien pasó sus primeras fiestas navideñas en la cárcel, sin lujos y sin acompañantes, en una celda especial de la Policía Federal de Curitiba, la capital regional del sureño estado de Paraná.

Según el expresidente, la “Navidad es la época del año” en la que “recordamos con más fuerza la llegada de Jesús y los ideales de solidaridad y bondad cristianos”.

“Nos acercamos a la familia y a los amigos, celebramos juntos, nos abrazamos y reunimos fuerza para el año siguiente”, manifestó Lula.

“Esta Navidad, no podré estar junto físicamente a mi familia, mis hijos y mis nietos. Pero no estoy solo. Estoy con ustedes de la vigilia, que han sido mi familia”, completó.

Sin derecho a visitas de familiares o entrada de comidas especiales en días festivos, Lula siguió desde su celda la movilización la víspera de centenares de simpatizantes, quienes realizaron diversas actividades culturales y musicales durante el día y, posteriormente, celebraron un culto y una cena de Navidad en su homenaje.

Además de las festividades de Nochebuena, los integrantes de la vigilia “Lula Libre” seguirán con las celebraciones navideñas durante este martes.

En su carta, el exjefe de Estado también aconsejó a sus simpatizantes que “no teman ni se impresionen con esas personas posando de matones”, pues consideró que “el verdadero mensaje de Jesús”, un “perseguido” por “los promotores de los poderosos”, seguirá “haciendo eco en cada Navidad”.

“La lucha por un mundo mejor continúa. Feliz Navidad”, finalizó.

Lula cumple desde abril una condena de 12 años y un mes por las corruptelas destapadas en la mayor operación contra la corrupción de la historia de Brasi, conocida como Lava Jato, y que condujo a la cárcel a diversos políticos y empresarios.

El expresidente estuvo a punto de dejar la cárcel la pasada semana gracias a una medida cautelar dictada por un magistrado de la Corte Suprema de Brasil, pero finalmente fue anulada por el presidente de ese tribunal, Antonio Dias Toffoli.

Anuncios