Luis “Terror” Díaz, once años de la partida de un ícono del folclore dominicano

Por El Nuevo Diario martes 8 de diciembre, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Este martes se cumplen 11 años de la partida de Luis “Terror” Díaz, compositor, músico y cantante, autor de “Baila en la calle”, “Marola”, “La pringamosa”, “El guardia del arsenal”, “Mi guachimán”, y “Liborio” y demás temas que marcaron de manera significativa el folclore criollo.

Un 8 de diciembre de 2009, “El Terror” falleció a causa de un infarto, y fue el día que marcó la partida física del intérprete de música popular y rock, ícono de nuestras costumbres, no sin antes dejar plasmado en cada uno de sus temas un recuerdo para los dominicanos.

Con un legado impresionante al pueblo dominicano, entre sus aportes destacan la investigación, valorización y puesta en escena de nuestra música tradicional, y variadas modalidades de fusión con estilos contemporáneos.

Oriundo de Bonao, Díaz nació el 21 de junio de 1952, en un ambiente musical de un padre músico y una madre que realizaba interpretaciones de salve.

Sus primeros estudios musicales los realizó en su pueblo natal, con los profesores Juan Zorrilla y Tatán Jiménez, razón por la que a los 16 años pudo formar en Bonao su primer grupo denominado Los Chonnys, con música de rock & roll.

Es en 1970 cuando Días decide trasladarse a Santo Domingo, con la finalidad de estudiar psicología en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), donde continúa cultivando su pasión, la música.

En 1972, a iniciativa del sociólogo Dagoberto Tejeda, se integró como guitarrista y vocalista a Convite, una banda musical dedicada a rescatar de la oscuridad los ritmos de diferentes partes de la isla.

Convite, fue una verdadera revelación musical de la época.

Tras su salida de Convite en 1978, formó junto a Gustavo Moré, Manuel Tejada, Wellington Valenzuela, Carlos Fernández y Luis Ruiz la agrupación Madora, donde comenzó sus experimentos de fusión de jazz con el folclore antillano. En Madora Luis culminaría toda una década de reelaboración de cantos provenientes de las raíces mismas de la dominicanidad. Ese año también participó en el XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en La Habana.

Entre 1980 y 1982 se radicó en la ciudad de Nueva York, dedicándose a la enseñanza de música dominicana tradicional en el American Museum of Natural History. Durante este tiempo, se sintió atraído por la cultura punk .

En 1989 los Premios Casandra le entregan el galardón Letrista del Año, y en 1990 se lleva el premio Compositor del Año.

En 1999 el Centro Cultural de España en Santo Domingo y Colecciones El Europeo escogieron su trabajo para lanzar una compilación llamada “Jaleo Dominicano + Homenaje a Luis Días”, siendo la primera vez que dicha institución selecciona un artista del continente americano para tal distinción.

Ese mismo año, también fue designado director del Departamento de Música de la Casa de la Cultura Dominicana en Nueva York. En el año 2004 es declarado por el Estado dominicano Patrimonio Cultural de la Nación.

Apple Store Google Play
Continuar