Luis Abinader y su primer año de gobierno montado en la reelección 

Por Fernando Peña

Luis Abinader y su gobierno han cumplido un año.  

Un año horrible, marcado por una pandemia que lo lacera todo. 

A pesar del contexto, la pandemia, creo que la acción del gobierno ha sido positiva en términos generales. 

Sin duda, el principal acierto del Gobierno ha sido atender el reclamo de la bulla mediática, sociedad civil y una gran parte de la población con el tema de la transparencia y el combate a la corrupción.

Ese es el talón de éxito de Luis Abinader, ha establecido un ante y un después, marca ruta hacia el presente y el futuro, no se debía de ese marco y el que la hace la paga en su gobierno y vigilante de cada funcionario y ministro.

Viven en espanto, temeroso de ser señalado, destituido e incluso encarcelado por acciones no ética e indebida en sus funciones.

De los pasados exfuncionarios no se diga, ya hay varios presos, incluyendo familiares cercanos del ex presidente Danilo Medina y el exprocurador general de la República, si no es un abaraje le llega cerca. Otros están siendo investigado y se espera que en cualquier momento sean llamados.

Sobre eso, solo sobre esos hechos, lucha contra por transparencia y contra la corrupción, manejo pulcro de los recursos del Estado, monta, desde ya, el expresidente Luis Abinader su reelección. 

Mas aun que debemos significar que este periodo, agosto 2020-agosto 2021,  las ejecutorias gubernamentales que se llevaron a cabo, cargaron con la crisis sanitaria que representó la Pandemia del covid-19, así como con la crisis económica en que le devino.

Siendo así, los aciertos alcanzados tienen una importancia mayor, en tanto que los desaciertos podrían estar previamente justificados, a excepción donde hubo decisiones desacertadas de funcionarios públicos, como la de EDENORTE, que trajo interrupciones eléctricas, apagones que desesperan a la población.

Luis Abinader ha podido mantener en este primer año la estabilidad política y social, positivo para mantener la certidumbre de los agentes económicos y de los inversores internacionales.

Esta estabilidad política y social es significativa porque recordemos que previo a las elecciones congresuales y nacionales correspondientes al 2020, se vivió una severa crisis política, e incluso observamos la división del Partido de la Liberación Dominicana.

También es un acierto Luis Abinader y su equipo de gobierno el mantenimiento de la estabilidad macroeconómica, sobre todo en el orden del control del tipo de cambio y de la inflación.

De igual forma las oportunas decisiones de política monetaria que tuvo el Banco Central, con prudentes inyecciones de recursos al sistema, fundamentalmente para financiar a sectores productivos afectados por la crisis, y también para impulsar el consumo de las familias que perdieron sus empleos e ingresos.

Igual también la política de reducción de gastos del gobierno, el plan de austeridad.

Un elemento negativo, grave y desacertado ha sido en este primer año de gobierno de Luis Abinader es el manejo de la deuda pública, especialmente, la externa, la cual se ha expandido como porcentaje del producto bruto interno.

La no ejecución de obras importantes, no hay una obra inaugurada, a pesar del manejo del ejecutivo de 14 mil millones de dólares en el primer año y un presupuesto nacional de un billón de pesos

Eso es grave.

También el aumento desproporcionado de los artículos de primera necesidad.

Hay que ver si a partir de ahora, de este primer año podrá seguir exhibiendo Luis Abinader el éxito y el apoyo que hasta ahora a concitado, si su cruzada moralizante bastara, esto solo le garantiza seguir posicionado junto a su partido PRM en la preferencia electoral.

Mas cuando aquí, en este país nuestro, el clientelismo, el dame lo mío es lo que impera y garantiza el éxito político.

Habrá que ver si esa franja tan importante y determinante que poco le importa, a la hora de la verdad, la transparencia y la postura de honestidad, le mantendrán su apoyo, sin presentar, priorizar Luis Abinader y su gobierno, la atención a esos colectivos más vulnerables, elemento que cobra especial relevancia en la crisis económica derivada de la covid-19.

Luis Abinader tendrá que emplearse a fondo para implementar una cierta red de protección para los sectores sociales más desfavorecidos económicamente.

Acelerar las ayudas, incentivar al sector empresarial medio y alto para el mantenimiento y recuperación de miles de puestos de trabajo y sentar así las bases para una mejor recuperación económica en el futuro.

Atender su base de apoyo, los activistas y políticos que le hicieron el trabajo político y sin los cuales no hubiese podido llegar a la presidencia.

En la acción de gobierno no todo han sido aciertos.

Debe entender Luis Abinader que cuanto más apoyo político y social tenga más garantizado tendrán el futuro.

Y en ese elemento el se ha descuidado. Su obsesión es la lucha anticorrupción, la transparencia.

 Y debe saber el ejecutivo que el tiempo, el apoyo político y el apoyo social dependen, en buena medida, de lo que haga el Gobierno en el próximo año.

Luis Abinader es producto de la política de alianzas electoral, y lamentablemente ha descuidado esa parte, ha habido mal trato a sus aliados y ha alejados a posible nuevos aliados que podrían bien ser parte de la aplicación de una política certera para el país.

Ha lo interno de su partido PRM las cosas están más complicadas -predominan los intereses de parte sobre los generales- ojalá que puedas abrir un periodo que puede facilitar atender a su militancia, sus cuadros políticos.

Lo que si es cierto es que Luis Abinader es el primer activo que tiene el PRM para continuar en el poder más allá el 2024.

Otro escollo que deberá vencer, superar Luis Abinader, para mantener la imagen que la ciudadanía tiene de la acción de su gobierno es desarrollar las relaciones de los diferentes ministerios con las organizaciones sociales y comunitarios.

Se le hace es imprescindible, urgente diseñar una política de comunicación sin soberbia, ni exclusión, ni paternalismo.

Mientras tanto, veremos a Luis Abinader montado en la reelección sobre la base de lucha anticorrupción y transparencia….

Por Fernando Peña 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar