Luis Abinader, toque de queda, divisiones y un cambio de estilo 

Por Fernando Peña lunes 18 de enero, 2021

Esta crisis del Covid19 nos ha cogido a los dominicanos en medio de divisiones, fracturas de Poder, social y política.

Lo más trascendental en el orden político ha sido la victoria de Luis Abinader y el PRM, cuya victoria supone para los ciudadanos en su gran mayoría un cambio, cambio de estilo, generacional, de gobierno y de manejo de la cosa pública.

Se observa un nuevo estilo en el Palacio Nacional.

Luis, aupado por el PRM, la sociedad civil, la clase media, sectores populares y fundamentalmente el apoyo del expresidente Leonel Fernández.

Veinte años de gobierno del PLD crearon hastío, repulsa.

A partir de ganar la presidencia, todo tiene que ver con Luis Abinader.

Y su triunfo está cimentado en la imputación de liberar al país “de la época más corrupta de la historia”.

El gran reto de Luis Abinader es demostrar que eso fue así, no solo con cárcel, sino demostrando con evidencias, testigos que realmente los hechos imputados son violatorios a normas y leyes.

Pero, mas que eso, tendrá, para ser creíble, despolitizar el tema anticorrupción, para ello deberá ampliar el abanico a la Era completa del PLD, no solo perseguir a Danilo Medina, tendrá que enjuiciar, denunciar, encarcelar a los acólitos del expresidente Leonel Fernández que gobernaron tres periodos de los del partido morado, y que fueron señalados por denuncias de corrupción en su momento.

Pero el gran reto de Luis Abinader es mantener, dentro de la crisis que deja la pandemia, la estabilidad macroeconómica, el crecimiento.

 Vive el país un escenario apocalíptico en termino de salud pública que quiebra la economía y el día a día de la gente.

 El pueblo, más que le den avalancha de recursos judiciales, presos de la pasada administración quiere resultados a su día a día, a su economía, a sus problemas de salud sin que le limiten su libertad de trabajo, de búsqueda de su sustancia y algarabía. La economía iba viento en popa,

Indiscutible que la economía en los años de gobernanza del PLD iba viento en popa, estabilidad macro económica reconocida

La pandemia cambió la situación. La crisis sanitaria ha desvirtuado todo, con muertos, enfermos por doquier, problemas sanitarios en generales, desempleo, quiebra de empresas medianas y pequeñas.

Es un golpeó apocalíptico contra las economías.

La gravedad de la epidemia desfigura los planes de gobierno de Luis Abinader.

Hay que quitar el toque de queda que limita la libertad de la gente e irrita, dar inicio a una campaña de vacunación masiva.

Y lo más vital de todo, lo más fundamental en medio de esta crisis es deponer revanchismo, el presidente tiene que ser de todos, conciliador, la sociedad dominicana requiere de cambio, sí, desterrar la división, convocar a la unidad de todos los partidos, empresarios, iglesias y sectores populares, como única garantía de salir de esta crisis de salud pública que se convierte en económica, social y política.

Y todos los dominicanos poner de nuestra parte, cumplir con los protocolos, ser disciplinado en medio de la pandemia, a prender a vivir con otro ritmo.

Porque de que llegó el cambio llegó, el mundo lo está experimentando, y el lastre es de muertes, enfermedades y crisis económica. Solo unidos podemos enfrentarlo con éxito hacia el futuro.

Por Fernando Peña

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar