829-917-7231 | 809-866-3480

Los Yanquis exhiben a Gleyber Torres, una de sus promesas

Por Carlos Luis Baron Domingo 22 de Enero, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK (AP) — Gleyber Torres visitó Nueva York por primera vez en su vida y quedó encandilado con el estadio del equipo con el que espera pronto llegar a las Grandes Ligas.

"La grama, el clubhouse, todo me pareció hermoso", dijo el campocorto venezolano sobre el Yankee Stadium. "Es uno de los estadios más bonitos del béisbol".

Adquirido en el canje de Aroldis Chapman a los Cachorros de Chicago, Torres se convirtió —a los 19 años— en el Jugador Más Valioso de la Liga de Otoño de Arizona, vitrina de los mejores prospectos.

Durante esta semana, Torres fue uno de las varias promesas de los Yanquis que participaron en una serie de eventos promocionales en la ciudad. La concurrencia a los juegos en casa decayó el año pasado, así que nada mejor que mostrar las perlas del futuro.

Gary Sánchez, el receptor que empató un récord como el jugador más rápido en alcanzar los 20 jonrones, sirvió emparedados detrás del mostrador de una bodega del Bronx. Torres, adquirido de los Cachorros de Chicago en la fecha límite de canjes por Chapman, bailó con ancianos durante una fiesta de cumpleaños en una iglesia católica en Times Square.

Torres, Clint Frazier, James Kaprielian y Chance Adams respondieron a las preguntas de fanáticos en un Hard Rock Cafe.

La idea es que este grupo sea la nueva versión de los temibles equipos que conquistaron cuatro títulos de la Serie Mundial entre 1996 y 2000.

El gerente general Brian Cashman se entusiasmó con la actual camada, comparándola con la renovación de fines de la década de los 80, cuando empezó a trabajar en la organización.

Derek Jeter, Mariano Rivera, Bernie Williams, Jorge Posada y Andy Pettitte surgieron de sus propias filas.

"No sabíamos de la clase de potencial que teníamos", dijo Cashman. También apeló a la mesura: "A veces se tiene que sufrir para alcanzar la gloria".

Con 20 años, Torres debe iniciar la próxima temporada en la filial de Doble A en Trenton, pero ambiciona ser pieza clave en los nuevos Yanquis.

"Quieren volver a ser el equipo que eran antes, cuando tenían a Jeter, a Rivera", dijo Torres a The Associated Press. "Ser parte de ese cambio, del futuro, junto a Gary Sánchez, y otros es lo que me inspira para trabajar más todos los días".

"Va a ser mi primer training en Grandes Ligas y voy a agarrar experiencia, preguntar de todo a los que tienen muchos años jugando en las Grandes Ligas. Voy dar todo lo mejor de mí en Doble A y esperar las decisiones que tomen", añadió.

Los Yanquis no ganan un juego de postemporada desde 2012 y su última experiencia en los playoffs fue cuando alcanzaron el boleto de comodín en 2015.

Pese a canjear a Chapman, Andrew Miller y Carlos Beltrán a mitad de campaña, acabaron con foja de 84-78, empujados por el desempeño de las nuevas figuras como Sánchez, el jardinero derecho Aaron Judge y el primera base Tyler Austin.

Tras desprenderse de Alex Rodríguez, Carlos Beltrán y Brian McCann, además del retiro de Mark Teixeira, han dejado a un lado —por ahora— la estrategia de fichar agentes libres de alto costo.

En Torres y el jardinero Frazier, a quien obtuvieron en el canje que envió a Miller a los Indios de Cleveland, añadieron a dos de los prospectos más cotizados del momento.

Pero los fanáticos tienen en la mira el grupo de astros que podrán declararse agentes libres tras 2018, cuando los Yanquis se sacarán de encima los salarios de Rodríguez y CC Sabathia. Ello les daría suficiente margen de maniobra por fichas como Bryce Harper, Manny Machado o Matt Harvey.

"Cuando llegue el momento, vamos a estar en una posición de poder hacer diversas cosas y volver a ser cazadores de los grandes nombres", replicó Cashman a la pregunta de un aficionado.