Los socialistas amenazan con expulsar a los cargos que avalen a Macron

Por El Nuevo Diario Martes 7 de Febrero, 2017

EL NUEVO DIARIO, PARIS.- El primer secretario del Partido Socialista (PS) francés, Jean-Christophe Cambadélis, afirmó hoy que todo cargo público que avale como candidato presidencial al exministro de Economía Emmanuel Macron será expulsado de esta formación.

"Quienes apadrinen a Macron serán expulsados del PS", indicó el líder del aparato del partido en la televisión "BFMTV".

De esta forma, el PS espera dificultar que el que fuera ministro de Economía del presidente, François Hollande, hasta que abandonó el Ejecutivo en 2016 por discrepancias con su línea política obtenga los avales necesarios para presentarse a las presidenciales.

La ley francesa exige para concurrir a las presidenciales que un candidato presente el aval de 500 cargos públicos procedentes de al menos 30 departamentos sin superar los 50 por departamento.

En abril pasado, el Gobierno cambió la ley para que los nombres de los avalistas de cada candidato sean públicos.

Cambadélis lanzó esa advertencia ante el temor de que muchos de los diputados del ala más liberal del partido, a quienes no convence el izquierdismo del ganador de las primarias, Benoît Hamon, se pasen al campo del socioliberal Macron.

El primer secretario recordó que hicieron algo similar con el ala izquierda del partido, cuando, descontentos con la reforma laboral presentada por el Gobierno, amenazaron con presentar una moción de censura, para la que finalmente no tuvieron el suficiente apoyo.

Entre los afectados por esa expulsión destaca el alcalde de Lyon -tercera ciudad del país-, Gérard Colomb, figura eminente del partido tras arrebatar un feudo a la derecha y que apoya desde hace meses la candidatura de Macron.

Según algunos medios, hay una decena de diputados socialistas que pueden apoyar al exministro de Economía.

Los sondeos sitúan a Macron en la segunda vuelta con cerca del 20 % de los votos, junto con la ultraderechista Marine Le Pen y muy por delante del socialista Hamon, cuarto con el 15 % de los sufragios.