Los reos con enfermedades crónicas serán enviados a prisión domiciliaria

Por EFE martes 31 de marzo, 2020

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- El Ministerio Público informó este martes que las solicitudes provisionales de prisión domiciliaria para aquellos internos en prisión preventiva o condenados, ante la epidemia del coronavirus en el país, solo aplicarán para los reos de más de 60 años y quienes tengan condiciones de salud crónicas o terminales.

Específicamente, la medida incluye al grupo de mayores de 60 años y aquellos que tengan condiciones graves de salud como diabetes, hipertensión, enfermedades cardiovasculares o respiratorias severas, así como enfermedades crónicas o terminales, incluyendo la tuberculosis avanzada y el VIH-Sida.

La Procuraduría General de la República dijo en nota de prensa que no están incluidos en estas medidas, los internos acusados de violencia de género, intrafamiliar o sexual, narcotráfico o aquellos que pudieran conllevar un trastorno social en su ejecución.

El organismo agregó que las solicitudes para imponer prisión domiciliaria e impedimento del país a los presos preventivos y a los condenados, se ejecutará a partir de la acogida que el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Luis Henry Molina, dio a una solicitud formulada en ese sentido por el Ministerio Público.

“El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, instruyó al Ministerio Público tramitar con carácter de urgencia el cambio provisional del cumplimiento de las medidas de coerción y de las penas en establecimientos penitenciarios por la de prisión domiciliaria e impedimento de salida del país de hasta 60 días para la referida población penitenciaria”, dijo la información.

Esas solicitudes estarán dirigidas a los jueces de las Oficinas Judiciales de Servicios de Atención Permanente de la jurisdicción penal, para tramitación directa o la delegación al juez competente.

La Procuraduría explicó que al concluir el plazo temporal de prisión domiciliaria, que podría ser prorrogable a solicitud del Ministerio Público, los reos regresarán de manera obligatoria a los recintos penitenciarios donde estaban cumpliendo sus condenas y en caso de no hacerlo en la fecha prevista, se les impondrán nuevas sanciones penales.

“Las medidas del cambio de modalidad de la prisión forma parte de las acciones de prevención de la propagación de la enfermedad que se han adoptado para proteger a la población penitenciaria del país ante la pandemia del coronavirus (COVID-19)”, explicó la nota.

El Ministerio Público, sin embargo, no ofreció detalles relativos al número de personas que aplican para el tipo de medida anunciada.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar