Los presos del caso Coral no tienen aire acondicionado ni privilegios, según Lagombra

Por El Nuevo Diario jueves 13 de mayo, 2021

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Los presos preventivos de la Operación Coral no tienen en Najayo los privilegios que solían tener los altos exfuncionarios acusados de corrupción, y es tanto así, que no tienen aire acondicionado y solo pueden solearse una vez al día y hacer una llamada por día o tres a la semana.

Así lo informó este jueves la coordinadora del nuevo Modelo de Gestión Penitenciaria, Patricia Lagombra, quien explicó que los cinco reclusos -el general Adán Cáceres Silvestre, Rossy Guzmán, Tanner Flete Guzmán, Rafael Núñez De Aza y Alejandro Montero Cruz- tienen un acceso más restringido que el de los presos comunes.

Señaló que cada uno de los acusados tiene un hospedaje sencillo, con una cama, baño y una mesita para que puedan sentarse a comer o leer, así como iluminación necesaria y abanico.

“Puede ser la ventilación artificial y todos nuestros alojamientos tienen abanico. Lamentablemente no contamos con aire acondicionado en ningún alojamiento ni de máxima seguridad ni común”, apuntó al ser entrevistada en el programa El Día, por Telesistema canal 11.

Lagombra indicó que todos los internos reciben gratuitamente sus tres comidas al día, y especificó que los señalados por corrupción pueden comprar sándwiches, refrescos y otros comestibles usando tickets canjeables que previamente deben ser comprados por sus parientes, pues no se les permite manejar efectivo.

Añadió que el Nuevo Modelo Penitenciario no permite contribuciones ni aportes a los encarcelados de parte de sus parientes, e indicó que solo se pueden recibir donativos de iglesias o empresas solo si estas son previamente depuradas.

Precisó que tienen derecho a alimentación, comida, desayuno y cena, y destacó que en caso de enfermedad, podrían recibir dieta especial bajo prescripción médica, además de derecho a leer, a recibir asistencia psicológica y educativa mediante tutoría, así como acompañamiento familiar si fuera necesario.

El mayor Raúl Girón guarda prisión domiciliaria por 18 meses, mientras los demás cumplen ese mismo tiempo en Najayo-Hombres y Najayo-Mujeres.

¿Será verdad?

La misma Patricia Lagombra había dicho en diciembre que los implicados en la Operación Antipulpo, que fueron enviados a Najayo, no tendrían privilegios. Sin embargo, se denunció que ellos recibían visitas nocturnas, tenían aire acondicionado y hasta se daban banquetes de parrilladas.

El sonado caso envuelve a dos hermanos del expresidente Danilo Medina y a exfuncionarios de su gobierno.-