Los posibles escenarios considerados por el danilismo de cara a las elecciones presidenciales

Por Víctor Manuel Peña miércoles 10 de junio, 2020

El danilismo luce exasperado y desesperado porque está envuelto en una madeja o en una verdadera encrucijada ante su salida inminente del poder.

Son los estertores y gritos desesperados de la fiera que está mortalmente herida!

Y viven explorando todos los escenarios habidos y por haber tratando de buscar una salida a su tensa e intensa desesperación!

Hicieron todo a lo villano y hoy se ha apoderado de ellos el nerviosismo, la tembladera y la exasperación!

Sienten que el cielo se les está desplomando a la velocidad de un relámpago!

Pero en esa alocada carrera de búsqueda de posibles escenarios no ha faltado el escenario de malograr o anular la institucionalidad constitucional bloqueando la celebración de elecciones presidenciales en Julio 5.

No han faltado los abogaditos y abogaduchos de siempre, los que siempre han estado de rodillas o postrados miserablemente ante el dios dinero, que han tratado de justificar esa loca aventura.

Hay un abogadito de esos que llegó a decir el más grande disparate del siglo XXI de que el Tribunal Constitucional “puede modificar la Constitución de la República posponiendo las elecciones y prolongando el mandato de Danilo”. Se ve que ese abogaducho no sabe ni m de Derecho Constitucional!

Hasta han tenido la cachaza de hablar de la formación de un gobierno provisional cuya única misión sería convocar a elecciones en un plazo de seis meses.

Ese loco escenario se le ha vuelto sal y agua al danilismo moribundo, rugiente e insaciable y pródigo en disponer de las caricias del poder!

Los danilistas finalmente se han convencido de que es imposible posponer las elecciones presidenciales y prolongar, violando la Constitución, el mandato de Danilo.

Como el moribundo que se resiste o se niega, con extrema necedad, a vivir tranquilo el fugaz tránsito de la agonía a la muerte, el danilismo está explorando otro escenario o camino: El de forzar, mediante la ejecución de prácticas reñidas con la ley, el que su candidatito quede en segundo lugar y aprovechar eso para negociar con el candidato del PRM, de cara a la segunda vuelta electoral, una reforma a la Constitución con tal de rehabilitar a Danilo.

Ese escenario es de imposible materialización porque en segundo lugar no está el Penquito, sino Leonel Fernández.

El danilismo -cegado por todo el torrente de odio, rencor y resentimiento que brota por sus poros- quiere hacer creer o proyectar la falsa imagen de que está subestimando a Leonel.

Ellos saben muy bien que la clave para decidir las elecciones de cara a una segunda vuelta electoral la tiene Leonel Fernández.

El danilismo está viendo en su agonía cómo las bases del PLD se le están yendo de las manos: Las bases del PLD son un río crecido y desbordado que está construyendo su cauce en las filas de la Fuerza del Pueblo.

Las bases del PLD y la masa silente llevarán a Leonel al poder: lo mejor que le puede pasar a este país y a este pueblo en el contexto de la gran tragedia provocada por el Coronavirus.

El danilismo, moribundo y furibundo, no podrá torcer el curso de la historia no obstante el hecho de que disponen de todo el dinero del mundo.

Todo indica que el danilismo está atrapado en su agonía: su invevitable fallecimiento será el 5 o el 26 de Julio

El entierro político del danilismo será inevitablemente el 16 de Agosto.

El 16 de Agosto de este año, será per se una fecha histórica muy memorable, enterraremos para siempre el danilismo corrompido y corruptor!

*El autor es economista y abogado

Comenta