Los policías municipales y su rol en el espacio público

Por Euclides Marmolejos Báez jueves 27 de abril, 2017

Uno de las obligaciones de la gestión local (alcalde) es hacer cumplir las normativas municipales aprobadas mediante el consejo municipal, para garantizar las buenas formas, convivencia y preservación de los bienes de dominio público en la ciudad.

En tal sentido la Ley 176-07 del Distrito Nacional y sus municipios en su art. 173 sobre Policías Municipales establece “La policía municipal es la organización con jurisdicción dentro de los límites del municipio, integrada en un cuerpo policial único y especializado para asuntos municipales, de naturaleza jerárquica, adscrita al ayuntamiento y bajo la autoridad inmediata del síndico, con la supervisión técnico profesional de la Secretaria de Estado de Interior y Policías.”

En el Distrito Nacional laboran aproximadamente 550 policías municipales de los cuales 50 son mujeres, devengando un salario promedio de 6,500.00 pesos mensuales. Actualmente la ciudad dispone de 6 policías municipales por kilómetro cuadrado en el D.N., los cuales resultan insuficientes para garantizar el correcto cumplimiento de las normativas de la ciudad. (Datos suministrados por el coronel Lachapelle de la policía municipal, quien nos expresó que al momento existen 550 policías municipales en el D.N.)

Garantizar el fiel cumplimiento de las normativas municipales es el deber de los policías municipales, quienes desde nuestra óptica devengan un sueldo ínfimo que no garantiza que presten un servicio eficiente a la ciudad.

Contar con las herramientas necesarias por parte del cuerpo del orden municipal, para garantizar el cumplimiento de las normativas de la ciudad es vital. Si analizamos la proliferación de las ventas ambulantes, los jóvenes que se dedican a limpiar vidrios en los semáforos, los parqueadores ilegales en las calles; todos estos en franca violación a la normativa 9/2012 del Distrito Nacional y sin embargo la presencia de los policías municipales en la gran mayoría de los casos es prácticamente nula.

Lo que demuestra que, para garantizar el orden y el cumplimiento de las normas y reglas de convivencia en la ciudad, se hace necesario el incremento y de los policías municipales.

 

Apple Store Google Play
Continuar