Los partidos catalanes cierran candidaturas para unas elecciones atípicas

Por EFE viernes 17 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, MADRID.- Los partidos políticos cerraron hoy sus listas para las elecciones regionales de Cataluña del 21 de diciembre, convocadas por el Ejecutivo español tras cesar al Gobierno regional, y a las que el independentismo concurrirá muy dividido y con parte de sus candidatos en prisión o fuera de España.


Es el caso del expresidente del Gobierno catalán Carles Puigdemont y de cuatro de sus exconsejeros, que hoy prestaron declaración ante la Justicia de Bélgica, país al que llegaron hace casi 20 días y desde donde ya han iniciado una precampaña electoral a la espera de saber si son devueltos a España.

Desde Bruselas, y mientras se decide su extradición por los supuestos delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos, Puigdemont se ha desmarcado del que fue su partido en el Gobierno regional, el PDeCat (centroderecha independentista) para crear una lista propia y cargada de candidatos “independientes”, bajo el nombre Junts per Catalunya (JxC), que él mismo encabeza.

En declaraciones a una televisión catalana, el expresidente regional agradeció esta semana que el PDeCAT haya “aceptado” su planteamiento, ya que necesita hacer “una lista que la sienta más mía que de partido”, dijo.

En ese sentido, la coordinadora de esa formación, Marta Pascal, indicó hoy, en una entrevista con el canal público de Cataluña TV3, que Puigdemont tiene toda la confianza de su partido y expresó su deseo de que vuelva a ser presidente tras las elecciones, ya que “lo merece por todo lo que ha pasado”.

En la lista de Puigdemont estará como número dos el líder independentista de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, en prisión preventiva desde el 16 de octubre acusado de un delito de sedición, por “promover” el asedio a la Guardia Civil (cuerpo de seguridad) el 20 de septiembre en Barcelona durante una operación para impedir la celebración del referéndum ilegal el 1 de octubre.

La lista de JxC incluye además a los exconsejeros Clara Ponsatí y Lluis Puig, en Bruselas con él pendientes de ser extraditados a España, y Jordi Turull y Josep Rull, ambos miembros del Gobierno catalán cesado, ahora cumpliendo prisión preventiva en Madrid.

También integra a nombres conocidos de la sociedad catalana como la exseleccionadora de natación sincronizada de España Ana Tarrés, politólogos, ilustradores, escritores e incluso a un sacerdote.

Puigdemont se aleja así de quienes fueron sus socios en el Gobierno regional cesado, los republicanos de izquierdas de ERC, que para las elecciones del 21 de diciembre concurrirán con el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, en prisión preventiva por los mismos supuestos delitos que el expresidente, como número 1.

Junqueras apuesta como candidata a ocupar la presidencia del Gobierno regional por la secretaria general de su partido, Marta Rovira, quien protagonizó la polémica del día al acusar al Ejecutivo de español de haber amenazado con un escenario de “violencia extrema” y “muertos en las calles” para frenar la independencia de Cataluña.

Unas declaraciones que fueron rechazadas por los principales partidos constitucionalistas y fundamentalmente por el Gobierno de Mariano Rajoy, que las calificó de “patraña” y recordó que “los dirigentes secesionistas están acostumbrados a mentir”.

Junqueras llevará también en su lista a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, que se encuentra en libertad con fianza por los mismos delitos que el expresidente catalán, y que ocupará la cuarta posición.

Por su parte la formación antisistema CUP, que fue fundamental para la formación de un Gobierno regional independentista tras las pasadas elecciones, también concurrirá a los comicios, que considera “impuestos”, liderando en solitario una candidatura “lo más amplia posible y rupturista”, con el objetivo de “materializar la república” catalana.

Los partidos constitucionalistas también cerraron hoy sus listas electorales sin ninguna sorpresa de última hora y con el objetivo puesto en “reparar” el perjuicio causado durante estos años por el secesionismo en Cataluña.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar