Los padrones no dividen partidos; un poco mas de imaginación señores

Por Humberto Salazar viernes 15 de septiembre, 2017

En estos días nos hemos hartado de leer y escuchar las opiniones de una retahíla de abogados, representantes de la sociedad civil y hablantes de programas de radio y televisión, teorizando sobre la pertinencia o no de que en la República Dominicana se replique el modelo que se usa en otros países con las llamadas ¨primarias abiertas y simultáneas¨.

Planteamientos de todo tipo, tamaño y color, donde destaca la defensa de un supuesto sistema de partidos, que para nosotros solo existe en la cabeza de algunos de estos para justificar su posición, ya que los partidos políticos dominicanos están todos partidos en grupos y grupitos.

Hasta la advertencia que hizo el vicepresidente de Finjus, de que ¨las veces que se han celebrado a lo interno de los partidos primarias con padrones abiertos eso ha traído como consecuencia la división¨, declaración que demuestra que Servio Tulio podría ser excelente representare de la sociedad civil pero no ha pasado por la universidad de la militancia política.

Dice el Profesor Euclides Gutierrez Feliz, un digno representante de una generación de una generación de profesionales que se destacó en la actividad política, que toda carrera política pasa por la militancia, es decir, que somos los que militamos en los partidos políticos los que conocemos desde dentro los secretos de esa apasionante actividad que se llama la política.

En la República Dominicana son mayoría los que opinan de la vida interna de los partidos políticos usando el prisma, en unos casos de intereses grupales o personales, y en otros sin ningún tipo de conocimiento de lo que ocurre en las agrupaciones que son objeto de su opinión.

En el caso de los que hablan de peligro de división partidaria y disque el peligro de desaparición por el uso para unas elecciones primarias de un simple padrón universal y que se realicen esas elecciones en un mismo día, demuestran una ignorancia supina en este tema donde brilla la falta de militancia y experiencia en los conflictos que se producen en la elección de los candidatos de los partidos políticos dominicanos.

Es lo contrario, los partidos políticos de la República Dominicana, como casi todos los de América Latina, tienen una historia de fraccionamiento y divisiones que es consustancial con su misma existencia, es mas, a lo largo de toda nuestra vida republicana y desde los albores de nuestra independencia, la división ha sido la regla y no la excepción, y no tiene nada que ver con la existencia o no de los ahora famosos ¨padrones¨.

No había problemas de padrón cuando el Partido Revolucionario Dominicano poco después de su fundación en 1939 en La Habana, Cuba, se dividió por las diferencias personales entre el Profesor Juan Bosch y Juan Isidro Jimenez Grullón, contradicciones que estuvieron presentes durante el resto de sus vidas.

Juan Bosch se quedó con el PRD y Jimenez Grullón fundó la Alianza Social Demócrata, sin padreo universal ni elecciones simultáneas.

Se dividieron los primeros enviados del PRD, es decir la avanzada del partido, que llegó al país después de la muerte de Trujillo; del trio de Angel Miolán, Nicolás Silfa y Ramón Castillo, al poco tiempo solo quedaba el primero dentro de ese partido.

Sin conflicto por padrones o elecciones internas, Silfa se fue y fundó el Partido Revolucionario Dominicano Autentico, que terminó siendo una de las agrupaciones que dio origen al Partido Reformista, y Castillo dio tantas volteretas que terminó siendo cónsul del gobierno de Balaguer en Tokio y apodado como ¨Mon el loco¨.

La primera división del Partido Reformista tampoco fue por el uso de un padrón universal o elecciones simultáneas, todo lo contrario, el entonces Vicepresidente Francisco Augusto Lora decidió fundar su propia agrupación que llamo Movimiento de Integración Democrática Anti-reeleccionista (MIDA), y enfrentar al entonces Presidente Joaquín Balaguer porque tenía aspiraciones presidenciales,

Se dividió de nuevo el PRD en 1973 sin que mediaran tampoco unas elecciones primarias universales y simultáneas, José Francisco Peña Gómez se consideraba una ¨estrella con luz propia¨ y Juan Bosch consideraba que ese partido ¨había cumplido su papel histórico¨ y por eso se fue y fundó el Partido de la Liberación Dominicana.

Las confrontaciones internas del PRD en los años 1978, 1982 y 1986, que provocaron tantas situaciones vergonzosas, tampoco fueron el resultado de que se realizaron primarias abiertas y simultáneas, todo lo contrario, en esa época lo normal era realizar lo que ahora algunos sorprendentemente defienden, las asambleas de delegados que cualquier militantes sabe como se manipulan y pervierten.

Tampoco fue un tema de padrón la nueva división del PRD para las elecciones del año 1990, todo lo contrario, los acontecimientos que ocurrieron en el antiguo Hotel Dominican Concorde (bautizados como el concordazo) fueron el resultado de la falta de un arbitraje creíble por parte del grupo que encabezaba Peña Gómez y el que libereaba Jacobo Maljuta.

Este enfrentamiento dio origen al Partido Revolucionario Independiente (PRI), que todavía anda dando tumbos por ahí, y al Bloque Institucional Social Demócrata que fue la herencia política del hijo mayor de Peña Gómez, José Francisco Peña Guaba.

El Partido Reformista Social Cristiano se dividió para las elecciones de 1994 usando un padrón propio de militantes, el aspirante presidencial Fernando Alvarez Bogaert se fue al Partido de la Unidad Democrática y posteriormente hizo causa común con Peña Gómez siendo su compañero de boleta para las elecciones de ese año.

Tampoco hubo padrón abierto cuando el PLD se dividió entre los seguidores de Juan Bosch y algunos de tendencia izquierdista que fundaron la Alianza por la Democracia (APD) o cuando se enfrentaron internamente con un grupo que encabezaba el ex Vicepresidente Rafael Albuquerque quien terminó expulsado del ese partido junto con sus seguidores y terminó fundando el Partido de Pueblo Dominicano ya desaparecido.

Con que padrón se decidió la candidatura de Hipolito Mejía a la reelección, que provocó una nueva división del PRD y dio origen al Partido Revolucionario Social Demócrata, que encabezó Hatuey Decamps, o quisiéramos saber si no se usó el padrón partidario en aquellas primarias que dividieron a los reformistas cuando Jacinto Peynado declaró frente a un resultado electoral adverso que en San Pedro de Macorís ¨habían puesto a votar hasta a los cangrejos¨.

En el 2004 tanto el PRD como el PRSC se dividieron para ese proceso electoral y en el primer caso se usó el método de elección por asamblea de delegados y en el segundo se realizaron unas primarias cerradas con un padrón de militantes inflado y esencialmente inexistente.

También hubo división en el año 2012, para nadie es un secreto que el resultado de las primarias con padrón abierto, pero no simultáneas en el PRD, provocó un malestar interno que impidió que ese partido participara unido en las elecciones de ese año y garantizó la permanencia del PLD y su candidato Danilo Medina en el poder.

Tampoco se uso un padrón abierto en ese mismo PRD cuando se dividieron de nuevo paras las elecciones del año 2016 y surge de este enfrentamiento el Partido Revolucionario Moderno, el cual es el ultimo desprendimiento del partido blanco, todo lo contrario, volvieron al método de asambleas de dirigentes para la toma de decisiones, algunas de las cuales terminaron a sillazos, disparos y trompadas, sin que mediara la metodología que ahora se plantea implementar en el país.

Esta es una historia muy concentrada de las divisiones que han sido una practica permanente dentro de los partidos políticos dominicanos, sin que ninguna haya sido causada por unas primarias abiertas y simultáneas porque nunca este método de elección se ha usado en ningún proceso electoral en la República Dominicana.

Si quieren oponerse a una metodología que esta siendo usada en otros países con magníficos resultados, que se busquen otra excusa, porque la de la división para nada es valida, esta conducta es parte de la historia de todos los partidos políticos en nuestro país y la razón no puede ser lo que nunca ha existido, un poco mas de imaginación señores.