Los mismos de siempre cargando el libro verde ¡¡¡líbranos de ellos señor!!!

Por Humberto Salazar jueves 23 de febrero, 2017

Al ver los integrantes de la comisión que acudió ayer a entregar el ¨libro verde¨ al Palacio Nacional, por fin pudimos entender el porque de las posiciones radicales, el ruido mediático y la estridencia e irracionalidad en las posiciones de un movimiento que hasta ayer no tenía una cara y dirección definida.

Allí vimos al vetusto y ya anciano dirigente comunista amigo de las Farc, que todavía sueña con un sistema político muerto y enterrado, a una dirigente magisterial que se postuló a diputada y no acumuló los votos necesarios para salir electa.

También a un antiquísimo dirigente de las casi extintas izquierdas dominicanas, acusado hace tantos años de haber puesto una bomba en un baño del Instituto Dominico Americano, que produjo la muerte de una niña, uno de los pocos actos terroristas con víctimas en el país.

Además algunos asiduos versificadores de arengas anti gobierno en los medios de comunicación del país, que están usando el tema de la impunidad y la corrupción del mismo modo que en forma tan entusiasta arrimaron sus hombros para intentar desalojar del poder por la vía electoral al Partido de la Liberación Dominicana en las pasadas elecciones.

En fin, lo que vimos es a una unidad de criterios entre lo mas radical y aislado de lo que Juan Isidro Jiménez Grullón denominaba la ¨falsa izquierda¨ del país, junto con algunos jóvenes que sueñan en crear el caos y llevar a la República Dominicana a la anarquía que caracteriza la vida de algunos países del área.

Por supuesto que faltaron los que financian las camisetas, los que han apoyado este movimiento con fines electorales, los que se han disfrazado de verde para aparecer en fotos y plantear que ellos también están en contra de lo que se denomina impunidad sin que se hayan atrevido a ir ayer a la sede del gobierno, porque por supuesto no se iban a juntar con esa ¨chamuchina¨ política, tan estridente y sectaria.

Ya en el día de ayer se guardaron de aparecer los faranduleros, megadivas jubiladas, comimos de tarima, aspirantes a estrellas del espectáculo, políticos que han figurado en boletas como candidatos a la presidencia, y toda la fauna que se mezcló el pasado 22 de enero, porque no es verdad que van a seguir sudando la gota gorda y dañar sus trajes de marcas famosas y tener el riesgo de dañar sus zapatos de fina piel italiana, para llevar unos libros que saben perfectamente no servirán para nada.

Porque la petición que hace la comisión que entregó el tan manoseado ¨libro verde¨, llega tarde al Palacio Nacional pues inmediatamente se enteró del expediente publicado por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos, el Presidente de la República hizo exactamente lo que se pide, que se nombre una comisión compuesta por personas de reconocida solvencia moral y alejadas de la militancia partidaria para investigar los hechos.

Por supuesto, esto lo hizo para que se realizara una evaluación de todo el proceso de licitación de las plantas de Punta Catalina, pues es el proyecto mas ambicioso del actual gobierno y para el país es necesario que sea terminado en el plazo mas corto posible, ya que es el inicio de la solución de un problema que nos ha perseguido por décadas, y no se puede detener su construcción por que es la mayor prioridad que tiene nuestra nación.

Si lo que se quiere es que personas no partidistas investiguen y den su opinión sobre los procesos que llevaron al consorcio del cual forma parte Odebretch a construir las plantas, que alguien nos diga a que partido pertenecen Monseñor Agripino Núñez Collado, José Luis Corripio Estrada, Gabriel Del Rio, Pedro Brache, Persio Maldonado o Servio Tulio Castaños Guzman.

Estos son los miembros mayoritarios de la comisión nombrada por el Presidente Medina, con toda la libertad para investigar el proceso de adjudicación de las plantas, porque los demás, como son: Jaime Aristy Escuder, Celso Marranzini y César Sánchez, si han tenido vinculos políticos o alguna relación con la empresa eléctrica estatal, y no precisamente del lado del actual partido de gobierno, mas bien unos del lado de la oposición y otro como critico permanente de los administradores de la CDE y CDEEE.

Solo que ante la irracionalidad nada vale, por las personas que vimos entregando las firmas, no importaran las explicaciones y ni siquiera la imposibilidad del presidente de la República de complacer sus peticiones, ya que una intervención en la justicia creando figuras inexistentes en nuestro ordenamiento jurídico, sería una violación a la Constitución y las leyes.

Estos son los mismos que han protestado por todo y en todas las épocas, que se han opuesto a todos los proyectos iniciados en los gobiernos de nuestra democracia, algunos ya son ancianos que viven en un mundo irreal añorando lo que consideran sus viejas glorias y la vuelta a un mundo que no retornará jamás.

No nos van a llevar al caos y al desorden que caracteriza a muchos de los países que admiran, ni a un escenario de construcción de un mundo utópico donde la pobreza se extiende por toda la población, ya nos dimos cuenta, por las caras conocidas que llegaron cargando libros al Palacio Nacional, que son los mismos de siempre y serán derrotados como siempre.

 

Apple Store Google Play
Continuar