Los Medias Blancas y la segunda oportunidad de Rick Rentería

Por admin jueves 30 de marzo, 2017

CHICAGO (AP) — Para Rick Rentería, las circunstancias de dirigir a los Medias Blancas de Chicago son muy similares a su primera experiencia como manager en las Grandes Ligas.

Otra vez al timón de un equipo en el que debe esculpir un pelotón de jugadores jóvenes.

Lo hizo en 2014, su única temporada como piloto de los Cachorros, la novena del norte de la ciudad. Aunque recibió elogios por su don afable, Rentería fue despedido cuando se abrió la posibilidad de contratar a Joe Maddon.

En noviembre, mientras los Cachorros celebraban su primer campeonato de la Serie Mundial desde 1908, Rentería empezaba a trabajar en un proyecto similar con los Medias Blancas.

"Con los Cachorros se aprendió que puedes desarrollar jugadores jóvenes en las Grandes Ligas", evocó Rentería en una entrevista reciente con The Associated Press sobre un 2014 en el que tuvo foja de 73-89. "Me gusta el reto de trabajar con un equipo joven. Me gusta lo que tenemos aquí. La organización ha decidido seguir el ejemplo lo que han hecho otras, que es buscar algo que sea sostenible".

Es una nueva era en el South Side de Chicago, luego de cinco temporadas con Robin Ventura como piloto. Ascendieron a Rentería del cargo de coach de banca.

Durante buen tiempo, los Medias Blancas se resistieron a una renovación profunda. En los últimos tres años, adquirieron a José Abreu, Melky Cabrera, Todd Frazier y David Robertson.

De nada sirvió: terminaron en el cuarto lugar de la división Central de la Liga Americana y su racha de cuatro temporadas seguidas con saldo negativo es la más prolongada desde un periodo que duró 10 años entre 1941 y 50. No han ganado una serie de postemporada desde que el equipo dirigido por Ozzie Guillén se coronó campeón de la Serie Mundial en 2005.

Hartos de los mismos resultados, los Medias Blancas encomendaron al gerente general Rick Hahn probar con un desmantelamiento. Acudieron a las reuniones de invierno decididos a dar un remezón y lo hicieron con un par de impactantes canjes.

El as Chris Sale fue traspasado a Boston y el jardinero Adam Eaton a Washington. A cambio, recibieron a varios de los prospectos más cotizados: el infielder cubano Yoan Moncada y el pitcher Michael Kopech de los Medias Rojas, así como los lanzadores Lucas Giolito y Reynaldo López de los Nacionales.

"Somos conscientes de que estamos en el umbral de este proceso, más que en su punto final", reconoció Hahn. "Nos esperan días turbulentos".