Los legisladores aún no logran consenso sobre exoneraciones

Por Liliam Mateo domingo 5 de noviembre, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-Los diputados están “claros” en apoyar la propuesta de eliminación de exoneraciones planteada por el presidente de la Cámara de Diputados: Se pueden eliminar, pero el Estado tendrá que otorgarles un vehículo para la realización de sus labores legislativas.

Mientras, los senadores plantean límites US$75 mil o US$90 mil dólares y para lograrlo han sometido dos proyectos estableciendo esos topes o límites a las exoneraciones que les corresponde por Ley.

Tommy Galán, de San Cristóbal, en su iniciativa US$90 mil dólares; mientras que el sometido por Adriano Sánchez Roa y Julio César Valentín, sugieren un límite de US$75 mil dólares.

Adriano Sánchez Roa, a través de END, planteó este lunes que el Congreso Nacional designe una Comisión para que junto al Poder Ejecutivo busquen una solución al problema planteado, “una acuerdo, o vía”.

Según Roa, “no fue correcto meter ese tema en el presupuesto, no fue, es una falta de consideración a un Congreso Nacional, debieron consultarlo antes, lo que debió hacerse fue eliminar mil millones de asignados a las ONGs, que no están haciendo nada”.

Radhamés González, vocero del Partido Revolucionario Dominicano, PRD, en la CD, confirmó que la propuesta de Rubén Maldonado está apoyada por todos los voceros de los partidos representados en la Cámara de Diputados, previa reunión celebrada entre ellos.

Sin embargo, Máximo Castro Silverio, vocero PRSC, afirma los legisladores no pueden quedarse sin vehículo, “hay que otorgarle uno”.

El senador por San Cristóbal Tommy Galán, sometió el 18 de agosto de este 2017, un proyecto estableciendo que cada senador y diputado importará libre de impuestos un vehículo de motor cada dos años, sin importar el tipo, marca, modelo, año, cantidad de cilindros, exento de todo tipo de gravámenes e impuestos, recargos, multas, cantidad de cilindro con tope de 90 mil dólares.

De aprobarse el proyecto de Galán en el Senado, establecerá que el vehículo exonerado no será transferido sino después de un periodo de dos años de haber sido importado.

 

Algunos congresistas no necesitan exoneraciones

Algunos senadores y diputados no necesitan exoneraciones, pero otros, si, aclaro Ito Bisonó, quien aclara que luego que “entra al Congreso, es legislador del país y tienes que caminar en comisiones en las provincias y diversos lugares cumpliendo su rol”.

Víctor Bisonó Aza, plantea que se debe legislador por la realidad y lo posible: Este debate podría ser una tendencia de distracción del análisis del Presupuesto. Igual opina el diputado Robinson Díaz, “tema pantalla para desviar atención”.

Considera que las exoneraciones: es un tema complicado, eso lo manejan ellos como un tema de momento, estoy de acuerdo, no solo eliminarla a los diputados, sino a todas las instituciones, es un daño la evasión al fisco, las exoneraciones son tan dañinas “su problema es lo que ella evitan que se paguen, al erario público”.

“Debemos ir a lo racional y posible”, sugiere Ito Bisonó el tope a los exoneraciones, “porque ninguno de los legisladores anda en un vehículo de 80 mil a 100 mil dólores; esa es la más costosa entre los congresistas, y creo una es suficiente, no dos”.

“Lo excelente, sería su eliminación, dijo y que los legisladores, sumergido en el clientelismo y populismo no tengan que hacer tareas de otros estamentos del Estado, que por varias razones no cumplen”, agregó.

Josefa Castillo, diputada provincia Santo Domingo, PRM, opina “una compensación, quitarla por quitarla, no es lo más adecuado, el diputado debe tener un vehículo, los altos costo que tiene un nuevo legislador, otro acaba de entrar no tiene la posibilidad de comprarlo”.

Destacó que las exoneraciones a quienes benefician es a lo “dealers”, agencias de vehículos, y el Estado deja de percibir miles de millones de pesos: regularizarse, pero al legislador hay que darle un vehículo.

La ley que concede exoneraciones abiertas a diputados y senadores fue aprobada en la Cámara de Diputados el 8 de octubre del 1996, en la gestión del ex presidente de la Cámara de Diputados Héctor Rafael Peguero Méndez, que concede a un legislador exoneración libre de impuesto, estuvo motivada, en ese entonces, porque con tan solo US$18 mil dólares, solo se podía adquirir un vehículo usado o en condiciones y con problemas de seguridad”.

Ese mismo proyecto fue aproado también en el Senado el 14 de noviembre del 1996, siendo Amable Aristy Castro presidente del Senado de la República. Dicha Ley solo tenía dos artículos, dos párrafos y cinco considerandos, la cual como ahora, también objeto de grandes debates y críticas de la opinión pública.

Las exoneraciones siempre han estado ligadas a “la investidura de un legislador de la República, representante del primer poder del Estado, la cual conlleva una alta representatividad a la par con los países amigos”.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar