Los Hawks se aprovechan de la ausencia de Karl Towns y vencen a Minnesota

Por EFE lunes 18 de enero, 2021

EL NUEV DIARIO, INTERNACIONAL.- Los Atlanta Hawks se impusieron 108-97 a unos Timberwolves diezmados por las bajas relacionadas con la covid-19 y que dejaron fuera del partido al principal hombre de los de Minnesota, Karl Anthony Towns, tras contraer la enfermedad que causó el año pasado la muerte a su madre.

Las bajas de Karl Anthony Towns (KAT), Rubio y Hernangómez, el primero enfermo con la covid-19 y los dos españoles por los protocolos sanitarios de la pandemia, anticipaban que el partido contra los Hawks iba a ser una cuesta arriba.

Las previsiones se confirmaron con la bocina final. Sin los 22 puntos y 12 rebotes de media por partido que KAT aporta a su equipo, los Wolves no tienen nada que hacer.

En un partido en los que los dos equipos mostraron sus debilidades más que sus aciertos, los Hawks terminaron con 13 rebotes más que los de Minnesota (58 a 45) y una efectividad del 46,8 % en los tiros de dos puntos frente al 40 % de los Wolves.

Como reconoció el entrenador de los Timberwolves, Ryan Saunders, al final del partido, con esa deficiencia rebotadora es imposible ganar un partido.

Y es que los de Minnesota llegaron al estadio State Farm de Atlanta con un desastroso registro tras perder ocho de los nueve últimos partidos y gravemente tocados por la pandemia. El partido que los Timberwolves tenían que jugar el viernes contra los Memphis Grizzlies fue suspendido porque el equipo no contaba con el número mínimo de ocho jugadores que la NBA exige.

Con estos números, no es sorprendente que los de Ricky sean el último equipo de la división noroeste, ahora con nueves derrotas y tres victorias.

Los Hawks no llegaban mucho mejor. Ocupaban el puesto tercero de la división sureste, con siete derrotas y cinco victorias. Y hasta hoy, el equipo había perdido seis de los siete últimos partidos. Pero al menos la covid-19 no les ha afectado tanto como a los Timberwolves.

Aun con las ausencias de los Timberwolves, los Hawks tuvieron más dificultades de las previstas para dominar con determinación a los de MInnesota.

El partido se inició de forma titubeante, sin ninguna canasta durante los dos primeros minutos hasta que el pívot de los Timberwolves Naz Reid protagonizó un espectacular mate que inauguró el marcador. En esos inicios, los Wolves llegaron a situarse cinco puntos por delante (6-11) a falta de 7.30 para el final.

Pero los de Atlanta fueron capaces de endosar un parcial de 12-0 en dos minutos que sentenció el primer cuarto y a la postre el partido ya que Minnesota nunca más recuperó la delantera en el marcador.

Los 12 primeros minutos terminaron con 29-25 para los Hawks, cuyos hombres más efectivos eran el pívot Clint Capela con 6 puntos y 6 rebotes, y John Collins, con los mismos puntos. Entre los de Minnesota, el base D’Angelo Russell era el más efectivo, con 8 puntos y dos asistencias.

El segundo cuarto siguió la misma tendencia. Sin KAT en la pista, Capela dominaba bajo los tableros mientras que el alero De’Andre Hunter y el base Trae Young empezaban a explotar los muchos huecos de la defensa de Minnesota.

En los Wolves, el papel de líder recaía sobre los hombres del base D’Angelo Russell, acompañado por Mike Beasley.

Los dos equipos se fueron a los vestuarios con un 58-51 en el marcador.

A la reanudación, Minnesota salió con un poco más motivación en la defensa, aunque sin mejorar la eficacia anotadora. En el tercer periodo los dos equipos hicieron 20 puntos, con Hunter anotando 9 puntos mientras que Capela se tomaba un descanso.

Al inicio del cuarto periodo el marcador señalaba una ventaja de 7 puntos (78-71) para los de Atlanta. Pero aunque la diferencia era recuperable, la escasez de banquillo de los de Minnesota sentenció el partido que terminó con un 108-97 y Russell como máximo anotador, con 31 puntos, seguido de Hunter, 25 puntos, y Capela, 23.