Los fracasos de la presente temporada de la NBA

Por El Nuevo Diario lunes 16 de mayo, 2022

POR NATHALIE CASTILLO NÚÑEZ

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.- Cada temporada y mientras más se acercan las Finales, la mejor liga de baloncesto siempre funge como favorito a uno o varios equipos, ya que son los que mejores perspectivas, jugadores, química o directores demostraron en la temporada pasada o en la off-season. Pero, al igual, cada año, un equipo de gran poder termina en fracaso, decepcionando a los fanáticos y bañando de malas críticas al club.

Los Ángeles Lakers

El equipo californiano empezó como uno de los máximos candidatos a ganar, y no era por el motivo de que la plantilla que fue campeona en el 2020 volvía a las justas (Rondo, James y Davis), sino porque estaban sanos de sus lesiones y habían firmado a veteranos; el MVP Russell Westbrook, el 10 veces All Star, Carmelo Anthony y el 3 veces mejor defensor, Dwight Howard, un grupo de talentos excepcionales, que no habían contado con un anillo en sus largas carreras.

“Sigan hablando de mi equipo, nuestras edades, la manera en que él juega, que él se mantiene lesionado, que nuestro tiempo en la liga se acabó (…), sigan diciendo lo mismo con esa energía cuando todo comience”, twitteó Lebron James, a inicio de esta temporada.

Y al final, a pesar de las expectativas y de tener a Lebron James en su plantilla en uno de sus mejores momentos, sucedió lo que muchos criticaban: lesiones, bajo rendimiento, poca química, un solo balón para muchas manos y tensiones, para terminar, siquiera clasificando a postemporada.

Los Nets de Brooklyn

Los Nets eran los claros favoritos al título. Habían quedado descalificados la temporada anterior en un juego 7, contra los vigentes campeones y porque Kevin Durant no calza un size menos, luego de un doble que podría haber sido un triple y hubiesen clasificado. Tenían a dos MVP (Durant y Harden) y uno de los jugadores con mejor manejo del balón (Irving).

Sus mejores deportistas seguían en el roster: Blake Griffin, Joe Harris, Bruce Brown y Nicolas Claxton. Se habían unido basquetbolistas que le daban profundidad al equipo: Patty Mills y LaMarcus Aldridge. Lo tenían todo.

Pero no contaron con que la química se rompiera. Con que Irving se negara a vacunarse (por lo cual no podía jugar en casa) y creara incertidumbres en el equipo, o que estuviera un partido sí y otro no, cambiando los titulares como de zapatos, o que Durant se lesionara en el mejor momento, cuando eran número uno de la conferencia, o que James Harden abandonará al equipo agonizante, para irse a uno mejor, ni mucho menos que fueran barridos en primera ronda contra los Celtics de Boston.

Los Suns de Phoenix

Suns clasificó como el mejor equipo de toda la NBA durante la temporada regular, con 64-18. Bajo el mando de Monty Williams (entrenador del año), el club parecía mejor que nunca, Devin Booker y Chris Paul eran la dupla perfecta, que cuando conectaban no había quien los parara y si entraban en racha, separaban el marcador hasta por 20. Habían adquirido más experiencia desde la derrota en finales contra Bucks y de hecho, se veían más sólidos que los últimos mencionados.

“Ahora que tengo una idea de cómo es esa experiencia (finales), soy una especie de adicto”, declaró Paul, luego de perder el campeonato. 17 expertos de ESPN habían confirmado que pasarían a la siguiente ronda en este año. De hecho, ellos mismos jugaban la regular con bastante seguridad y risas, ya que les era sencillo conseguir la victoria.

Hasta que perdieron la segunda ronda, en un juego 7, por 33 puntos, contra un club que su única estrella es un joven de 23 años (Doncic). No se sabe que sucedió, y cómo se llegó a esos extremos luego de que estaban ganando la serie 2-0 y luego 3-2. Simplemente, no hicieron click y no tuvieron confianza, al nivel de que, en el medio tiempo, Paul terminó con 1 punto y Booker con 2, juntando un 0-11 y sufrir el peor partido de toda su temporada.

Apple Store Google Play
Continuar