Los descamisados también tienen derecho alzar su voz

Por Bienvenido Duran lunes 24 de junio, 2019

En la época de Eva Perón, en Argentina, se puso de moda la palabra descamisado, para dirigirse a los obreros de estratos humildes, pero aquí en la República Dominicana el profesor,  Juan Bosch, les llamó los hijos machepas, los que nadie escuchaban por tener un origen humilde, pero es bueno recordarle que los obreros son partes de las luchas y conquistas sociales plasmadas  en la  Constitución dominicana.

Recientemente un grupo de ciudadanos de origen humilde, los motoristas obreros del transporte, que en el argot popular se le llaman motoconchista; fueron al Congreso a protestar, para exigirle a los congresistas que no se aboquen a modificar la Constitución, para otra reelección, porque eso traerá graves consecuencias en el orden institucional democrático para país, de inmediato, se comenzaron a generar fuertes críticas contra ellos, simplemente porque son motoconchos y por ser de los llamados descamisados. Que para un sector de poder, estos obreros del transporte no tienen el derecho a protestar, ni siquiera alzar su voz por la Constitución ¡Válgame Dios!

Cuando la protesta están consagradas en la declaración de los Derechos Humanos y en la constitución dominicana y gracias a la protesta, en la Revolución Francesa se logró la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, apareció la primera república. Gracias a la protesta, se dió la Marcha sobre Washington que cambió el destino de los afroamericanos, gracias a la protesta tenemos mejores jornadas de trabajo, aquí se terminó con  30 años de dictadura y se instauró la democracia.

A los críticos, que les llaman los motoconchos  constitucionalistas, se les olvida  que en la clase de motococho hay estudiantes, técnicos y profesionales y que algunos son contables, economistas, médicos y también abogados, cuya situación económica lo obliga al trabajo de motoconcho; tal vez se le pueda quitar, que no son hombres dominantes de las letras, ni de pertenecer a la alcurnia social, pero nadie le puede discutir que son puros dominicanos y que les preocupa la situación actual del país.

Sé que la marcha de los motoristas los pone furiosos, sobre todo, a un sector que piensa, que  con el dinero, lo puede todo. Además comienzan con el descrédito contra una clase obrera, que lo que sabe es trabajar de seis a seis, como decimos los dominicanos, brindándole un servicio al ciudadano, ante la deficiencia del transporte y el empleo en la República Dominicana, y ese sector de poder debe saber que en la clase obrera hay descontento.

Lo cierto es, que como había escrito en otro artículo anterior  el ex presidente Leonel Fernández, ha capitalizado ese sentido de protesta y demanda de respeto a la Constitución, qué pudo haber sido liderado por la oposición, en este caso el Lic. Luis Abinader.  Con la demanda de respeto a la Constitución los obreros han vistos como Fernández lidera su causa y templa su liderazgo.

De manera, que las fuerzas sociales, son las llamadas a alzar su voz ante el congreso, ellas son la representación genuina del pueblo y elijen a cada congresista para que los representen.

Es, esa fuerza social que le da el voto directo, pues, también tiene un derecho constitucional para protestar, alzar su voz, reclamar frente al Congreso, en contra de cualquier proyecto que vaya a cercenar, a romper y afectar el sistema democrático nacional. Por tanto, el derecho a la protesta de los descamisados  es una de las pocas herramientas que tiene la ciudadanía para manifestarse. Es un derecho constitucional que debe respetarse.

Autor: Lic. Bienvenido Duran

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar