Los delitos electorales

Por Marino Ramírez Gullón martes 28 de enero, 2020

Son varios los llamados delitos electorales establecidos  tanto en la Constitución de la República como en las leyes electorales.

Estos delitos son violados regularmente dentro de las campañas electorales por los principales candidatos cosa que pasa en cada proceso  sin que ningún organismo los sancione.

En países donde las leyes son fundamentales en el comportamiento de las personas e instituciones los delitos electorales se llevan de paso hasta a los candidatos presidenciales, aquí no pasa eso.

Existe impunidad, alianzas, inobservancia y poco interés en aplicar las leyes debido a las confabulaciones que se dan hacia el poder por las personas e instituciones que se deben encargar de hacerlas ejecutar.

De hecho esta es una de las naciones donde más confabulación hay para evitar aplicar las leyes, las electorales no son la excepción.

Ahora a propósito de las elecciones municipales, congresionales y presidenciales se habla de un fiscal electoral que será designado, la ciudadanía espera que funcione.

Esto porque uno de esos famosos delitos electorales el de la venta y compra de cédulas constituye una vergüenza para el sistema y pone de manifiesto la debilidad del proceso.

Esa acción de comprar y vender cédulas la ponen en práctica todos los partidos pero el que más tiene dinero se impone originando que los perdedores entonces denuncien un fraude sólo por ese renglón.

No olvidemos que otros procedimientos fraudulentos se ponen en ejecución en cada proceso electoral por encima de las leyes y las buenas costumbres.

En cada proceso  se denuncian maniobras pero luego de pasado el certamen del voto  todo queda en el olvido.

Ahora mismo existen muchas violaciones a las leyes electorales y nadie los castiga porque supuestamente se espera el fiscal.

Lo que cabe preguntar es si será eficiente la persona y el equipo que le acompañe en la fiscalización de las próximas elecciones.

Algunos proponen que el funcionario escogido  sea sueco porque si es dominicano podría tener poco margen de práctica debido a los compromisos que existen entre las acciones de los dominicanos bajo cualquier circunstancia.

Vamos a esperar que este fiscal funcione, porque de lo contrario los resultados electorales desde ya originarán polémica.

Por Marino Ramírez Grullón

Anuncios

Comenta