Los conductores de Uber en Londres tendrán que pasar una prueba de inglés

Por El Nuevo Diario viernes 3 de marzo, 2017

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- Los conductores de la plataforma de transporte Uber deberán pasar una prueba de inglés para operar en Londres, después de que la empresa haya perdido hoy un recurso ante el Tribunal Superior británico para evitar ese requerimiento.

El juez John Mitting de esa corte consideró aceptable la exigencia de la gestora del transporte londinense, Transport for London (TfL), de que los conductores adscritos a la compañía, que opera mediante una aplicación de internet, superen un examen oral y escrito de inglés, para mejorar el nivel de su servicio.

"TfL tiene derecho a pedir a los conductores de alquiler privado que demuestren nivel del idioma inglés", afirmó el magistrado, en una resolución que se aplicará a todos los servicios de taxi privados.

No obstante, Mitting desautorizó otras exigencias previstas por Transport for London, entre ellas que Uber implantara un servicio telefónico en el Reino Unido para gestionar las quejas de los clientes.

"Estoy encantado de que el tribunal haya apoyado mis planes para subir los estándares y mejorar la seguridad de los pasajeros", dijo el alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, que forma parte del consejo de Transport for London.

"Que los conductores sepan hablar inglés y entender la información de los pasajeros, así como los requerimientos de la licencia, son aspectos clave para asegurar que los pasajeros reciben el alto nivel de servicio que necesitan y merecen", declaró.

Durante el proceso, Uber, que tiene una licencia de conducción privada, había argumentado que el requisito de una prueba de inglés a sus conductores llevaría a una "discriminación racial indirecta" y amenazaría la subsistencia de unos 30.000 empleados, muchos de los cuales son inmigrantes con escaso dominio del idioma.

El abogado de la empresa, Tom de la Mare, presentó el caso en nombre de tres conductores, el húngaro Sandor Balogh, el búlgaro Nikolay Dimitrov y el pakistaní Imran Khan.

La llegada de Uber al Reino Unido en 2012 motivó sucesivas protestas de los operadores de los típicos taxis negros de Londres, que para trabajar deben superar un curso de tres años, conocido como "The Knowledge", que requiere conocer todas las calles y rutas de la ciudad.

Apple Store Google Play
Continuar