Los Ángeles: la ciudad de las estrellas… y los sin techo

Por EFE sábado 14 de abril, 2018

EL NUEVO DIARIO, LOS ÁNGELES.- Los Ángeles es la capital mundial del entretenimiento. Ese mantra se escucha en cada partido de los Lakers en el Staples Center, y ceremonias llenas de glamour como los Óscar, los Emmy o los Grammy así lo atestiguan. Pero tiene una cara oculta: también es la ciudad de los sin techo.

El número de personas viviendo en la calle o en albergues del condado de Los Ángeles se ha incrementado un 75 % en los últimos seis años, desde 32.000 hasta casi 58.000.

El aumento ha sido de un 23 % únicamente en el último año, según cifras oficiales del Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano, que señalan el enclave de Skid Row (al este del centro financiero de la ciudad) como el principal foco de un problema que, en los últimos años, se extiende también a zonas tan populares como Hollywood.

Las cifras hablan de 553.742 personas sin techo en EEUU. Nueva York es la ciudad donde se concentra la mayor cantidad (76.501), pero el 95 % encuentra cobijo. En Los Ángeles, en cambio, tres de cada cuatro no tienen dónde pasar la noche. Solo otra gran urbe del país tiene un porcentaje mayor: Fresno (75,8 %).

Harmony, una joven veinteañera que aparenta el doble de edad, está en esa situación. Desde hace varios meses vive agazapada en una gasolinera a escasos metros del Chateau Marmont.

“Me despidieron y no tenía dinero para pagar donde estaba”, dijo a Efe mientras critica el vertiginoso aumento de los precios de la vivienda en el condado.

“No me drogo ni bebo. Es triste, pero me voy a recuperar. Alguien me dará una oportunidad. He pedido trabajo en casi 30 sitios. No debería costar tanto encontrar algo”, añadió.

En esa misma ubicación pasa el día Rick Lomas, de 67 años, ayudando con sus indicaciones a conductores y viandantes.

Lomas perdió su trabajo hace dos años en Van Nuys (California) por consumo de drogas pero asegura que tiene un lugar donde pasar las noches de forma tranquila.

“Soy feliz simplemente sabiendo que estoy lejos del peligro y que no me van a dar una paliza”, explicó a Efe sin perder la sonrisa.

A una sola manzana del Teatro Dolby, donde se celebran los premios de la Academia de Hollywood, varias tiendas de campaña se agolpan a los pies de un antiguo edificio de AT&T que pronto reabrirá.

Hace unas semanas la zona acogía a cerca de 50 personas, pero ese número se ha reducido por la labor de la Policía.

“Nos ven como sus enemigos, pero nosotros no queremos serlo”, comentó a Efe Darren Johnson, de 65 años, un vagabundo que permanece en esa acera tras haber sido desahuciado. “En esta ciudad no para de haber nuevas y enormes construcciones, pero viviendas accesibles nada de nada”, agregó.

Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles, ha manifestado que pretende reducir la mitad de la población sin techo y sin cobijo en la ciudad (25.237 según el último recuento) a “un cero operativo” para el año 2028 a través de la medida H y la propuesta HHH, aprobadas en las urnas en 2016.

Esas resoluciones prevén destinar 1.200 millones de dólares de dinero público a la construcción de 10.000 viviendas.

“Hasta 2028 falta mucho. Necesitamos acciones ahora”, indicaron Vicky y Moses, madre e hijo, tumbados en un saco de dormir en Poinsettia Place, justo enfrente del edificio donde opera el canal OWN, de Oprah Winfrey.

Moses perdió el trabajo que le permitía vivir en un piso con su madre y, desde entonces, ambos esperan una ayuda para reconducir su situación.

“Para echarnos, la Policía nos pone multas que saben que no podemos pagar. Y aunque nos echen, ¿a dónde vamos a ir? Ojalá tuviéramos acceso a viviendas más asequibles. Lo hemos intentado, pero siempre surgen problemas y acaban no estando disponibles”, comentó Vicky.

En esa zona ha florecido otro campamento de tiendas de campaña en las últimas semanas.

Allí, en lo que considera una “zona de seguridad”, ha encontrado acomodo Vince Williamz, un artista de 27 años que lo perdió todo, incluida su expareja y dos hijos, tras un delito de usurpación de identidad y acoso.

“Cada vez que trato de recuperarme, algo malo me ocurre. Allá donde voy, me arrestan. Hay mucha gente que quiere vivir así, pero yo estoy deseando salir de esta situación”, admitió.

Esta misma semana, Garcetti reclamó más dinero al estado de California para hacer frente a esta lacra y solicitó ayudas por valor de 1.500 millones de dólares, una cantidad que procedería del excedente de 6.000 millones con el que cuenta el gobernador Jerry Brown para el presupuesto del año que viene.

Garcetti pretende emplear ese dinero en programas que ayuden a los sin techo a salir de esa situación y encauzar sus vidas mientras se construyen las viviendas prometidas.

Apple Store Google Play
Continuar