Los ‘Amateurs’ políticos y funcionarios del PRM en Santiago 

Por Fernando Peña

La política, el Poder, el Estado es para profesionales, no para amateurs.

El político amateur lo vemos salidas de tiesto, lluvia de insultos, faltas al respeto, desplantes y bufonadas.

El profesional sienta bien los pies, respira y solo alarga el puño cuando va a hacer daño de verdad.

La sobreactuación de estos funcionarios de Santiago y dirigentes del PRM alarman, muchas fotos, muchos videos, muchos anuncios, recuerdan al calentarse la boca de los púgiles antes de la pelea, una mera exigencia en aras del espectáculo.

Se olvidan que la profesionalidad y capacidad está en hablar con actos y no dar puñetazos al aire.

Hoy en día el político, el que se dedica a la política profesional anda en búsqueda solo de nombradía, búsqueda egoísta de una sensible mejora de su situación económica y social. A segundo plano queda todo lo otro…

Los dirigentes, los políticos de décadas atrás, Víctor Méndez, Ambiorix Diaz Estrella, Pepe Claudio y otros tantos de décadas atrás, eran apasionados de la política, buscaban dar cumplida satisfacción a su vocación inicial altruista de servicio y compromiso social. 

Eran líderes, con carácter, valoración social y política. Eran otra cosa. 

Es cierto, los políticos surgen del seno de la sociedad en que viven, están marcados por los valores compartidos y reinantes en la misma. 

Pero, los legados históricos, sociales y culturales siempre tienen que ser tenidos en cuenta… 

El PRM gobernante, sus dirigentes en Santiago, algunos funcionarios no se quieren que sean expertos, no, pero si con un nivel de simpatía; que representen los anhelos y los intereses de la gente, aun cuando éstos sean a veces contradictorios; que oigan a la gente en general, no a determinados sectores. 

Tiene que ser representantes del interés general, también, claro está, que a la vez enfaticen las demandas del grupo directo que representan: los electores de su circunscripción, los favorecidos por la línea programática estricta enunciada en la campaña electoral. 

Y recuerden, “no se puede ser un buen político si no se sabe hablar… con un lenguaje que realmente comunique el pensamiento y que, además, lo matice y lo enriquezca con el dominio de las palabras”. 

Ojalá que llegue aquí, mas ahora con el slogan del cambio, rápido, como en algunos países, Estados Unidos, Alemania, etc. donde los políticos tienden a especializarse, ya sea  a lo largo de su carrera parlamentaria, en políticas públicas, adscribiéndose a la comisión del ramo donde desempeñan su actividad de manera constante a lo largo de su vida política.

Ello les permite alcanzar un cierto grado de conocimiento de los temas, así como de contactos con los expertos en los mismos.

Pero, con estos ‘Amateurs’ políticos y funcionarios del PRM en Santiago es que tenemos que lidiar, son buenos en sentido general, aunque desvinculado de las masas, de los sectores facticos de Santiago y el país, a menos que no sea con sus activistas y líderes políticos de Santo Domingo. 

Pónganse las pilas, trabajen con el pueblo y los sectores facticos de Santiago, acepten las críticas, beban de as enseñanza de los políticos profesionales, tanto de sus partidos como de otros litorales, no sean sectarios…. 

 

Por Fernando Peña 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar