Los 100 años de fundación del Partido Comunista Chino

Por Luis Fernández

“La fundación de un Partido Comunista en China fue un acontecimiento que cambió profundamente el curso de la historia china de nuestra época, transformó el futuro de la sociedad y la nación chinas, y alteró el panorama del desarrollo mundial”, con estas palabras el presidente chino Xi Jinping, secretario general del PCCh, destaco la importancia de la fundación de la organización comunista en su discurso para conmemorar los 100 años de su aniversario.

El Partido Comunista de China (PCCh) nació en la clandestinidad en 1921, con un pequeño puñado de intelectuales y activistas chinos -entre ellos, Mao Tse Tung, los 12 delegados que representaban a 53 militantes de 7 lugares, aprobaron que el programa del partido tendría como fin , “derrocar a la burguesía con el concurso del ejército revolucionario del proletariado”, “adoptar la dictadura del proletariado para alcanzar el objetivo de la lucha de clases: la eliminación de las clases y “abolir el sistema de propiedad privada del capital”.

Este programa de revolución democrática antiimperialista y anti feudal en China se ratificó definitivamente en el II Congreso Nacional del Partido Comunista de China, celebrado en 1922 en Shanghai, al analizar la situación económica y política del país, el Congreso puso de manifiesto el carácter semicolonial y semifeudal de la sociedad china. Señalando, por un lado, que China, estaba totalmente controlada en lo político y económico por las potencias imperialistas y era en los hechos “un Estado semi independiente manipulado por las fuerzas imperialistas del capital internacional”.

En esa época, el país estaba controlado por los nacionalistas del Partido Nacional (Kuomintang) dirigidos por Chiang Kai-shek tras el colapso de la dinastía imperial Qinq, la última de China y en 1927 el PCCh, liderado por Mao, entró en un conflicto armado con estas fuerzas, que emprendieron una purga anticomunista, llevando a Mao y al entonces Ejército Rojo a uno de los episodios mas significativos y determinantes en la historia del Partido Comunista de China.

La gran marcha del ejercito rojo como se conoce este hecho  producido en 1934 fue una hazaña sin precedentes en la historia mundial, en 370 días aproximadamente, miles de hombres y mujeres recorrieron 12.500 kilómetros en gran parte a pie, la dureza del viaje a través de la China interior y la larga guerra civil de nacionalistas y comunistas, la que solo se detuvo cuando unieron fuerzas contra la invasión japonesa ,fortaleció y consolidó al partido comunista Chino y el prestigio personal de los nuevos dirigentes del Partido, con Mao tse Tung a la cabeza.

Luego de la derrota japonesa en 1945 el conflicto interno entre los nacionalistas del Kuomintang y el PCCh se reanudó, terminando con la victoria de los comunistas liderados por Mao Tse Tung, quien proclamó la fundación de la República Popular China un 1 de Octubre de 1949, desde la puerta de Tian’anmen en la Ciudad Prohibida de Pekín, señalando que, “El Gobierno Popular Central de la República Popular China se ha fundado hoy”.

Cuando Mao Tse Tung y el PCCh llegaron al poder en 1949, China estaba sumida en la pobreza y devastada por la guerra, por lo que se inicio una serie de profundas reformas estructurales en los diferentes campos del quehacer humano, obteniendo en poco tiempo, enormes resultados, basándose en sus propios recursos y fuerzas, las comunas campesinas y la reforma agraria son un ejemplo de estas medidas.

Las políticas  mas importantes del PCCh y Mao Tse Tung, en este periodo fueron , el gran salto adelante, iniciativa que buscaba industrializar al país y superar el modelo económico occidental, la consigna de “Permitir que 100 flores florezcan y que cien escuelas de pensamiento compitan es la política de promover el progreso en las artes y de las ciencias y de una cultura socialista floreciente en nuestra tierra”, y la Revolución Cultural, una campaña ideada por el líder chino contra los partidarios del capitalismo, con el argumento de eliminar desviaciones que pondrían en riesgo el futuro comunista.

Todas estas políticas fueron muy controversiales y propiciaron algunos errores del Partido Comunista, lo que fue reconocido en una reunión del Comité Central que en un documento planteo que,” los éxitos alcanzados por el fundador de la China comunista superan con mucho los errores cometidos, Mao muere en 1976 y a partir de ahí se producen en China una serie de transformaciones, cuando en Octubre de 1976 se puso fin a estas políticas y China entró en una nueva etapa histórica de desarrollo.

En un documento, de su Comité Central titulado “Resolución relativa a ciertos temas que se refieren a la historia de nuestro Partido desde la fundación de la República Popular China”, se señala su respaldo a los “cuatro principios” que constituyen su estructura ideológica: 1) la continuación de la vía socialista, 2) la dictadura del proletariado, 3) la dirección del proceso por parte del partido comunista y 4) el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tse Tung. 

Para reemplazar a Mao y durante un breve periodo (1976-1978) a Hua Guofeng le correspondió dirigir el país, luego Deng Xiaoping (1978-1989), dirigió un giro trascendental al poner en práctica la política de reforma y apertura, durante este periodo la economía creció tras una serie de medidas pro mercado. Estas permitieron el ingreso de inversiones extranjeras y el capital privado, además de los cambios, sobre todo en el sector agrícola.

A continuación, continuo en la dirección del Estado Jiang Zemin (1989-2002), durante su mandato se llevó a cabo un proceso de descentralización que tenía como objetivo institucionalizar las reformas. También buscó llevar a cabo proyectos masivos de inversión en infraestructuras, y en el 2001 la República popular China ingresó en la Organización Mundial del Comercio (OMC) .

Del 2003 al 2013 la presidencia de la República la ejerció Hu Jintao, en su mandato se incluyó el derecho a la propiedad lo que produjo un incremento de la inversión privada lo que se vio reflejado en la economía del país, restableció el control estatal en algunos sectores de la economía que habían sido flexibilizados por la administración anterior, Hu Jintao  presidió casi una década de constante crecimiento y desarrollo económico que consolido a china como una gran potencia mundial, intento mejorar la igualdad socioeconómica interna mediante el concepto científico del desarrollo, cuyo objetivo es construir una “sociedad armoniosa” que sea prospera y libre de conflictos sociales.

A partir de ahí Xi Jinping encabezó el país (2013 hasta el presente), quien en su discurso de conmemoración de los 100 años del Partido Comunista Chino, manifestó que,” debemos adherirnos al marxismo-leninismo, el pensamiento de Mao Tse Tung, la teoría de Deng Xiaoping, el importante pensamiento de la triple representatividad y la concepción científica del desarrollo; implementar integralmente el pensamiento sobre el socialismo con peculiaridades chinas de la nueva era; integrar persistentemente los fundamentos del marxismo con la realidad concreta de China y con su excelente cultura tradicional; observar la época, entenderla y conducirla empleando el marxismo, y seguir desarrollando el marxismo de la China actual y del siglo XXI.

Mao Tse Tung, Deng Xiaoping, Jiang Zemin , Hu Jintao y actualmente Xi Jimping, han recorrido un gran camino en la conducción del pueblo Chino y en el desarrollo y fortalecimiento del Partido Comunista Chino, que en su fundación solo contaba con algo mas de 50 miembros y hoy en día a llegado a ser un gran partido gobernante de influencia global con más de 95 millones de militantes, que dirige un gran país de más de 1.400 millones de habitantes.

El auge  del PCCh como partido no se puede explicar sin el ascenso económico del país: que en este siglo ha pasado de ser pobre y vapuleado por potencias extranjeras a sentarse a la cabeza del tablero mundial, en ese mismo período China logró también que casi 800 millones de sus habitantes dejaran de ser pobres, según destaca regularmente el gobierno en base a umbrales de pobreza establecidos por el Banco Mundial ,en 2020 Beijing incluso anunció haber erradicado la pobreza extrema.

El pasado 1 de julio el PCCh celebró su centenario con indudables logros, los que el presidente Xi Jimping los expresó de esta manera “China ha alcanzado el primer objetivo del centenario: construir una sociedad moderadamente próspera en todos los aspectos”, aseguró el mandatario. “Esto significa que hemos logrado una resolución histórica al problema de la pobreza absoluta en China, y ahora estamos marchando con pasos seguros hacia el objetivo del segundo centenario de convertir a China en un gran país socialista moderno en todos los aspectos”.

China ha conseguido enormes éxitos, universalmente reconocidos, en el terreno de la economía nacional y del desarrollo social, lo que ha supuesto gigantescos cambios en la fisonomía del país. Este ha sido el período de mayor desarrollo desde 1949 y también el período en el que el pueblo ha podido disfrutar de más beneficios concretos, cuanta razón tenia y tiene el profesor Juan Bosch al reconocer que, “la actividad más importante del hombre es la del tipo económico” y “la actividad que más influye en la política es la economía”, afirmando que, “si la economía anda bien, la política también”.

El PCCh al cumplir 100 años de su fundación, tiene ante si grandes retos y desafios, que pasan por la continuación de la aplicación de la política de un país con dos sistemas, de la cual  las regiones especiales de Hong Kong y Macao son parte fundamental, resolver la situación con Taiwan para lograr la unificación de china en un solo país y seguir avanzando en la construcción y fortalecimiento del socialismo con particularidades chinas ,culminando  con la construcción integral de una sociedad modestamente acomodada.

A los 100 años del partido mas grande del mundo en el poder, que ha llevado a China de ser un país pobre y rural a una superpotencia mundial, felicitamos al PCCh y al pueblo chino y le deseamos éxito en el objetivo de culminar la construcción integral de un poderoso país socialista moderno y el sueño chino de la gran revitalización de la nación china.

Juan Bosch en su obra viaje a los Antípodas al hablar de la revolución China, lo dice de esta manera, “pero mas importante que todo es la extensión y la profundidad de su revolución, la mas extensa y la mas profunda que ha conocido la humanidad”, agregando que, “ el pueblo tiene conciencia del salto gigantesco que ha dado el país en todos los ordenes, circunstancias que le proporcionan a la Revolución China una perspectiva interior y un dinamismo conceptual peculiares, tal como si cada chino estuviera ahora mismo haciendo esa revolución”.

Luis Fernández, político y comunicador

Santo Domingo R.D.

7-7-2021

 

 

 

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar