Localizan a 131 personas expuestas al agente nervioso en Inglaterra

Por EFE viernes 16 de marzo, 2018

EL NUEVO DIARIO, LONDRES.- La policía y los servicios sanitarios británicos han identificado a 131 personas que estuvieron expuestas al agente nervioso que envenenó al exespía ruso Sergei Skripal y a su hija Yulia en la localidad de Salisbury , en el cetro de Inglaterra, aunque no presentan síntomas de estar afectadas.

El cuerpo policial de Wiltshire confirmó hoy que 46 personas acudieron además al hospital de la ciudad ante el temor de estar contaminadas con el componente químico de tipo militar y fabricación rusa Novichok, que el pasado día 4 dejó en “estado crítico” al exespía doble, de 66 años, y a su hija, de 33.

Funcionarios de los servicios de sanidad consideran improbable que pueda haberse contaminado la ropa o los objetos de quienes almorzaron o bebieron en el mismo restaurante y pub al que acudieron las víctimas.

Las autoridades reiteraron que, hasta ahora, tan solo el exagente, su hija y el policía Nick Bailey, ingresado con pronóstico grave pero estable, han presentado síntomas de intoxicación.

La directora regional del organismo sanitario Public Health England, Jenny Harries, insistió en que “el riesgo para los ciudadanos es bajo”.

“Solo hay tres casos en el hospital. Ningún ciudadano ha resultado afectado y éste un mensaje importante”, subrayó.

A fin de paliar los temores de la ciudadanía, funcionarios del Ayuntamiento y de los servicios sanitarios de Salisbury acudirán mañana al mercado que se celebra los sábados en esa ciudad, para resolver las dudas de los vecinos.

El inspector jefe adjunto del cuerpo de Wiltshire, Paul Mills, confirmó que se han identificado 131 personas que estuvieron en contacto con el agente nervioso y “cada una ha recibido llamadas para asegurar su bienestar”.

“Ninguna de ellas ha desarrollado ningún síntoma que indique que han sido expuestas al agente”, agregó, al tiempo que recordó que la naturaleza y la magnitud de esta investigación “no tienen precedentes”.

Según afirmó, casi 500 efectivos de la policía y unos 200 militares prosiguen sus labores de investigación, y advirtió de que los cordones policiales en la zona afectada podrían continuar durante meses.

Las autoridades de Salisbury han admitido que el incidente puede dañar la reputación internacional de la turística ciudad y tener un impacto negativo en su economía.

Las tensiones entre el Reino Unido y Rusia se han agravado en los últimos días tras acusar este país a Moscú de estar detrás del envenenamiento.

La primera ministra británica, Theresa May, anunció esta semana la expulsión de 23 diplomáticos rusos frente a la actitud de “completo desprecio” mostrada por el Kremlin ante los hechos, además de una serie de medidas de represalia.

Por su parte, Rusia ha negado cualquier implicación en el suceso y su ministro de Exteriores, Sergei Lavrov, aseguró que prepara represalias contra este país y que las anunciará pronto.

 

Apple Store Google Play
Continuar