Lo riesgoso de ser presidente

Por Manuel Volquez lunes 12 de marzo, 2018

Ser presidente de los Estados Unidos es una profesión de gran responsabilidad que lleva altos riesgos. Muchos han sido el blanco perfecto de personas desequilibradas que han atentado contra sus vidas.

Aun así, los políticos se empeñan cada día en desempeñar esas funciones, pues la pretensión final es pasar a la historia como el hombre más poderoso del mundo, sea muertos o vivos.

Buscando en los archivos hemos encontrado que cuatro presidentes de esa nación fueron asesinados en funciones, nueve sobrevivieron a atentados y otros cuatro perecieron por cuestiones de salud.

Esta es la lista de los mandatarios estadounidenses que murieron asesinados:

-14 Abril de 1865: Abraham Lincoln, fue asesinado en Washington, cuando recibió un disparo en la cabeza de parte de John Wilkes Booth, un simpatizante secesionista.

-Julio de 1881: James A. Garfield, fue disparado dos veces por Charles Guiteau, un abogado desempleado, en una estación del metro de Baltimore porque Garfield no quiso darle un puesto de trabajo.

Lo irónico del caso fue que los tiros no fueron fatales. Garfield murió porque le abrieron una de sus heridas para encontrar la bala y finalmente le provocaron una infección y hemorragias internas.

-5 de Septiembre de 1901: El tercer presidente asesinado fue William McKinley que gobernó entre 1897 y 1901. El asesino fue  el anarquista Leon Czolgosz durante una exposición en la ciudad de Buffalo, Nueva York.

-22 de Noviembre de 1963: John F. Kennedy es asesinado a balazos en Dallas. La versión oficial atribuye el magnicidio al francotirador Lee Harvey Oswald, quien a su vez fue asesinado dos días después de ser detenido. Más de 50 años después del crimen, no se sabe a ciencia cierta quién disparó al Presidente.

Otros presidentes corrieron con mejor suerte luego de intentos de asesinarlos, sin éxito: Andrew Jackson, en 1835; Theodore Roosevelt, en 1912; Franklin Delano Roosevelt, 1945; Harry Truman, en 1950; Gerald Ford, 1975;  y Ronald Reagan, 1981.

Andrew Jackson es el único mandatario en enfrentar y perseguir con su bastón a un asesino, Richard Laurence, que le disparó dos veces, sin lograr herirlo.

Gerald Rudolph Ford, Jr., descrito a menudo como poco inteligente y definido por su predecesor Lyndon B Johnson como un ser “incapaz de mascar chicle y de caminar al mismo tiempo”, fue el único estadista en sufrir dos intentos de asesinato de manos de dos mujeres: Lynette “Squeaky” Fromme, una seguidora de Charles Manson, y Sara Jane Moore, ex enfermera y madre de cinco hijos.

-Ronald Reagan, en 1981, sobrevivió por la rápida intervención médica que recibió. Tres meses después de llegar a la Casa Blanca, Warnock Kinckley la emprendió a tiros contra éste en Washington, el 30 de marzo de 1981. Una de las balas tocó el pulmón, pero logró sobrevivir.

Richard Nixon fue secuestrado sin éxito y Jimmy Carter fue salvado de un tiroteo por agentes del Servicio Secreto.

Cuatro presidentes fallecieron por causas naturales: William Henry Harrison, murió por problemas pulmonares, en 1841; Zachary Taylor, de una enfermedad gastrointestinal aguda, en 1850; Warren G. Harding,  un infarto en 1923; y Franklin Delano Roosevelt sufrió una hemorragia cerebral el 12 de abril de 1945.

Anuncios

Comenta

Apple Store Google Play
Continuar