De Lo Real a Lo Virtual

Por Iván Canals martes 15 de agosto, 2017

De lo Real A Lo Virtual

Vivimos en una época donde cada día se pierde en gran manera la esencia de lo real, de lo tangible y de lo palpable, debido a que el mundo conjuntamente con nuestro diario vivir se ha sometido de una u otra forma a la tecnología y a su vez, a su ritmo acelerado de avance, que bien podríamos decir que maneja nuestro tiempo y actividades. Muchas veces pensamos que hay cosas reales en nuestro entorno, cuando en verdad no lo son. Es como sentir la sensación y hasta asimilar que es algo real o verdadero cuando en realidad no existe, y es, en este punto, cuando justamente experimentamos la separación y diferenciación entre lo virtual y lo real, aunque a simple vista es una línea muy fina que los divide.

La comunidad dominicana en el exterior, específicamente la de Nueva York la cual es la mayor y que contribuye en gran modo al motor económico de la Republica Dominicana, ya que junto al resto representan más del 7% del PIB, al igual que su significativa aportación de capital humano y conocimiento al desarrollo de la nación cuando deciden establecerse en el país de forma definitiva. Estos dominicanos no solo son ciudadanos común y corrientes, ya que en muchos de los casos, son profesionales con experiencia en el comercio, la inversión y el sector financiero y en las mayorías de los casos son potenciales inversionistas, que inyectan capital y crean plazas de trabajo que impactan de forma positiva el desarrollo del país, por lo que los constituye en algo real aunque con muchas dolencias.

Han sido muchas las conquistas que se han logrado a lo largo de los años, pero aún falta mucho por hacer, como por ejemplo, en el pasado se aperturaron varias ventanillas gubernamentales en la sede consular que le daban muchas facilidades al dominicano en este estado como, ahorro de tiempo y dinero evitando dolores de cabeza y traumas, pues podían tramitar un sin números de procesos y servicios gubernamentales sin tener que viajar al país.

Durante algún tiempo se han dado a conocer desde el Consulado de la República Dominicana en este estado, varios proyectos e iniciativas, que si bien es cierto, son muy necesarios para la comunidad dominicana, no es menos ciertos, que no llegan al seno de la misma, ya que terminan siendo proyectos virtuales y mediáticos debido a que a la comunidad se le hace difícil poder acceder o tener las orientaciones necesarias para poder beneficiarse de los mismos; llegando muchas veces a tal grado de frustración que los lleva a desistir de hacer uso de esos programas. La comunidad necesita de programas que al momento de hacer uso de ellos, pueda encontrarlos de forma eficaz y poder beneficiarse de los mismos, sin ningún tipo de trauma. Es momento de más acción y menos retórica mediante planes que beneficien a los dominicanos en este estado, dando respuestas inmediatas a sus demandas a través de una sede consular más cercana a la comunidad en términos reales.

Se hace necesario que la Comunidad tenga más facilidades y mayor apoyo de forma real, mediante una estrategia transversal que pueda impactar de forma positiva, y a su vez, incorporarla como parte de la nación, y no solo, como residentes en el exterior, redefiniendo su rol en el aparato económico y de desarrollo del país, al igual que las relaciones entre ambas partes basado en el bien colectivo, patriotismo, solidaridad y el beneficio mutuo de forma puramente real. La comunidad no puede seguir sin el apoyo y el calor que demanda, se requiere de un consulado más cercano en lo real, no en lo virtual.

Comenta