Llorando, pastor dominicano acusado de violaciones sexuales se declara “no culpable”

Por El Nuevo Diario Miércoles 3 de Mayo, 2017

NUEVA YORK._ Llorando en la Corte Superior del condado Hudson en Nueva Jersey, el pastor dominicano Gregorio Martínez, se declaró no culpable de dos nuevos cargos por violaciones sexuales a dos adolescentes hombres, mientras su padre, Arturo Martínez, hablando fuera del tribunal, dijo que se trata de una “conspiración” para sacar a su hijo de la iglesia.

Martínez, declarado culpable por el estupro a una muchacha de 13 años de edad en febrero de 2015, y que debía presentarse a la corte para recibir la sentencia, optó por huir a Nicaragua de donde cruzó a Honduras, donde fue capturado por las autoridades y extraditado a Estados Unidos el año pasado.

El predicador, sollozó audiblemente ante la jueza Mitzy Galis Menéndez, invocando su inocencia e implorando piedad.

Vistiendo el uniforme verde de presos criminales, denunció ante la magistrada, que está haciendo vilipendiado, acosado y agredido por presos en la cárcel que lo escupen cada vez que lo tienen cerca.

La jueza no respondió, pero tomó nota de la queja.

“No soy culpable de ninguna de esas cosas”, dijo Martínez de 49 años de edad, y que pastoreaba iglesias en la ciudad de North Bergen. También se quejó en la audiencia de que cuando lo llevan a la corte muchos presos lo escupen y le gritan insultos. “Cuando saben que me estoy yendo, ellos escupen en mi cara y en mi pecho”, denunció Martínez dicho a través de un intérprete español y con audífonos para escuchar las traducciones.

La jueza calificó las escupidas de los presos como inadecuada y dijo que advertirá a los oficiales del sheriff que custodian los presos. Fue acusado el lunes de otros dos asaltos sexuales y entre las víctimas hay uno que tenía 19 años de edad.

Las autoridades han dicho que los incidentes ocurrieron en la iglesia, incluyendo durante servicios en los que Martínez predicaba.

La fiscal auxiliar Linda Claude Oben del condado Hudson, dijo que Martínez, acostumbraba cometer los asaltos sexuales, después de las celebraciones religiosas.

Otra audiencia fue programada para el 25 de julio, un mes después de su fecha para ser sentenciado por la violación a la de 13 años. Martínez, que fue representado por el abogado Scott Finckenauer, negó los cargos adicionales y pidió fianza para salir en libertad.

El 25 de febrero de 2015, Martínez, que se describía así mismo “profeta” y “exorcista” que podía hablar en lenguas extrañas, fue encontrado culpable de tocar la vagina de la menor de 13 años y besarla en los labios dentro de una minivan el 10 de junio de 2012.

Estaba en libertad con fianza a la hora de su convicción y permanecida libremente hasta que huyó a Centroamérica, antes de ser arrestado y traído de vuelta a Nueva Jersey vía Miami.

Por Miguel Cruz Tejada