Llegó el momento de Donald Trump: 20 de enero del 2017

Por Daniel Mena Viernes 20 de Enero, 2017

ARTÍCULOS ANTERIORES

Daniel Mena Daniel Mena

En el mes de junio del 2016, en unos primeros comentarios, en mi cuenta de Facebook, tuve a bien adelantar juicios de valores acerca del auge inesperado que experimentaba la candidatura del ahora presidente de la primera potencia mundial, los Estados Unidos de América, Donald Trump.

Coloqué mi parecer, y lo mantuve por varios días, procediendo a cerrarlo, debido al nivel fuera de tonos de los que empezaron a emitir opiniones.

En otras palabras, decidí evitar los debates sobre las elecciones de los Estados Unidos en mi página, con el fin de evitar enfocarme en tener que abrir la posibilidad de llenar espacios los cuales tenía para otras prioridades.

Aun así era imposible sustraerse de unos acontecimientos cuyas consecuencias impactan a todo el resto del planeta, por tratarse de la nación más poderosa del planeta y de por sí la que tiene mayor influencia en nuestro país.

Es por esa razón que en el mes de agosto del 2016, concretamente el día 5 de ese mes, produje un artículo periodístico, considerado lapidario por quienes lo interpretaron en su verdadero y real contexto.

El solo titulado se convirtió en una pieza llamativa en las páginas del periódico El Nuevo Diario digital, dirigido por el excelente comunicador, compueblano y amigo Licenciado Persio Maldonado.

¨LA TERCERMUNDIALIZACIÓN DE LAS ELECCIONES PRESIDENCIALES EN LOS ESTADOS UNIDOS: DEL CAOS, LA INCERTIDUMBRE AL ORDEN¨, fue el largo título escogido por quien suscribe para emitir unas opiniones a las cuales nos remitimos, puesto que se encuentran taxativamente dichas en ese escrito.

Como forma de que quien lee este otro artículo se vea en la obligación de comparar lo que dijimos, invitamos a ir a la página de opinión siguiente del nuevo diario digital, donde encontrarán lo que planteamos: https://elnuevodiario.com.do/app/article.aspx?id=491317.

En esa página están nuestros pronósticos generales, los cuales, evidentemente han quedado claros.

No por el hecho de que haya perdido, dejaremos de repetir algunos de los conceptos de ese artículo, sobre la ex candidata Hillary Clinton. Sin embargo, lo que advertíamos sobre el presidente electo, fue lo que finalmente, produjo los resultados conocidos.

Al respecto, entre otras cosas, decíamos en el artículo: ¨obvio es decir que el señor Donald Trump no es un improvisado en los temas concernientes a su país, debido a que mucho antes de ahora, escribió en sus libros lo que consideraba era el camino equivocado escogido por su país¨.

Los que habíamos leído acerca de ahora presidente electo de los Estados Unidos, era lo que nos llevó a decir que contrario a lo que se vendía, Trump no era un improvisado. Todo lo contrario, el hombre se preparó para lograr su mayor meta personal: Ser el Presidente de su país, lo que evidentemente trabajó durante decenas de años.

En otro parte del artículo nuestro nos acercamos a los momentos finales, cuando expresamos: CITAMOS: ¨el hecho de que un hombre como Trump haya sido capaz de irrumpir en los escenarios del partido republicano; arrasar con todos los precandidatos, pasando a liderar los resultados de las primeras encuestas, nos dicen a los estamos viendo el panorama desde afuera, qué algo sucede en esa sociedad, asediada por distintos y variopintos ataques de violencias o de sueños truncados de sus gentes¨.

Esos señalamientos vienen antecedidos de otros donde destacamos que Trump irrumpió en el escenario sin tener militancias activas dentro de su partido y sin haber estado al frente de ningún estamento del Estado, en sus partes burocráticas.

Esas palabras ALGO SUCEDE EN ESA SOCIEDAD (Estados Unidos, Nota nuestra), ASEDIADA POR DISTINTOS Y VARIOPINTOS ATAQUES DE VIOLENCIAS O DE SUEÑOS TRUNCADOS DE SUS GENTES, entendemos que definieron claramente lo que no decían las grandes cadenas informativas sobre el fenómeno Trump.

Debido a que esta parte subrayadas del artículo fue lo que finalmente inclinó la balanza en las elecciones, nos permitimos citar las palabras que consideramos más importantes del indicado artículo. Dijimos: CITAMOS:

¨En ese panorama nada es seguro. Por lo que Donald Trump podría emerger de entre las amarguras o los desencantos acumulados por los grandes sectores de los Estados Unidos, como la persona que puede producir el más grande espanto mundial, siendo elegido como presidente de la primera potencia del mundo¨.

¿Tienen dudas quienes han seguido los acontecimientos mundiales, una vez conocida la victoria del presidente electo de los Estados Unidos de que teníamos razón?

Es evidente que esta cita conjuga lo que sucedió, ante el estupor de quienes habían dado por un hecho la derrota de Trump, olvidando que los pueblos son los que deciden su destino y al amparo de las reglas establecidas por ese país, el pueblo eligió a Donald Trump.

Sé que este nuevo artículo hará que el anterior cobre mayor interés de los lectores, por lo que voy a extraer otro párrafo del mismo, para terminar este, sin antes emitir otras opiniones en contrario de lo que las mentes fatalistas esperan del nuevo presidente.

En la parte final del artículo comentado, expusimos estas palabras optimistas: CITAMOS DE NUEVO:

¨…Para quienes tienen mentalidades fatalistas, o quieren alinearse con los que viven pronosticando el fin del mundo, usurpando el trono de Dios, debo decir que cualquiera que sea el ganador en los Estados Unidos, la humanidad seguirá sus agitados cursos, porque la paz mundial o el sosiego de los pueblos vendrá cuando cada uno de sus integrantes, uno a uno; una a una, seamos capaces de enfocar nuestras acciones individuales o colectivas hacia el bien común o el bienestar de los pueblos, asumiendo los caminos del bien hacer¨.

Finalmente, los que conocen mis tertulias saben que dimos por sentado el triunfo de Trump antes de que se conocieran los resultados electorales. Sin embargo, aquí van algunos de nuestros pronósticos a partir del día de mañana 20 de enero del 2017, cuando jura el presidente Trump:

a) La humanidad finalmente acepta que el mundo ha experimentado un cambio de era, quedando claramente definido el panorama de la superación de la Era Industrial como fue conocida, pasando a entrar de lleno, en forma consciente, en una nueva revolución industrial, donde los mercados son desde ya, la base de sustentación de los nuevos actores.

b) Los Estados Unidos de América seguirán liderando el panorama de nuestro mundo, recobrándose de su mayor y más grave crisis a niveles de los mercados mundiales.

c) El nuevo presidente estará al frente de una nueva mayoría de líderes capitalistas, los cuales entienden que es necesario quitar barreras entre las líneas de los distintos sectores que interactúan y crean riquezas en el mundo actual.

d) Contrario a lo que se evidenció en la campaña, el nuevo presidente será más equitativo con los distintos sectores que han hecho grande a la nación norteamericana, propiciando un acercamiento entre los que se sienten desplazados o marginados por el sistema imperante.

e) El presidente impulsará cambios mundiales, dando prioridad a los reclamos de sectores que abogan por una mayor transparencia no solo de los mercados mundiales, sino de los dirigentes políticos en aquellas naciones donde Estados Unidos tienen marcadas influencias.

f) El presidente ganará rápidamente popularidad en el mundo, por impulsar el freno de políticas anteriores, en las que era evidente la acentuación del lema pernicioso del neoliberalismo: Laisser fair, laisser passer (Dejar hacer dejar pasar), lo que se logrará con alianzas mundiales de los pueblos con su nación.

g) El presidente se repondrá de su imagen contestaria, ya que respetará el protocolo asignado a figura de su magnitud, debido a que el presidente de la nación más poderosa de la tierra influye hasta con gestos en el resto del mundo.

h) No quisiera entrar de lleno en lo que vemos desde este momento, pero si los dirigentes del partido republicano saben aprovechar la oportunidad que le puso en sus manos el pueblo norteamericano, ayudando a gobernar bien a su presidente, sin exhibir ese tercermundialismo al que nos referimos en el artículo citado, en el 2020 tendremos a un Trump respetado y mejor valorado.

i) Por último, quienes quieren seguir manteniendo sus actuaciones como si fueran niños llorones, deben reconocer que el nuevo presidente se preparó para estos momentos y no creo que nadie en ese país pueda sentirse en mejores condiciones que él para empezar a llevar a cabo sus sueños de una nación mejor. Por esa razón, hay que felicitar a personas como Trump, sin dudas algunas, un ganador.

 

Solo me resta decir que espero en Dios que la nueva administración de los Estados Unidos de América con el Presidente Trump a la cabeza, aunque ponga en ascuas a muchas naciones y líderes mundiales, encamine la humanidad hacia nuevos senderos de paz y armonía y quienes tengan en sus mentes acciones de violencias en cualquier partes del planeta queden frenados para siempre. Eso es lo que merece el mundo: PAZ Y BIEN.