Lizardo Mézquita resalta fortaleza del sistema financiero y crecimiento de la economía

Por El Nuevo Diario Jueves 25 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTIAGO.- El administrador general del Banco de Reservas, Simón Lizardo Mézquita, afirmó este jueves que el sistema financiero dominicano se mantiene saludable y robusto, en el marco de una economía en crecimiento, con precios estables, inflación dentro de las metas establecidas, una política reforzada de control de gastos y un déficit fiscal menor al registrado el año pasado.

“La economía no sólo marcha bien en términos agregados, también el sector financiero se mantiene saludable y refleja un desempeño robusto: los bancos muestran una sana capitalización, rentabilidad y calidad de los activos”, subrayó en un encuentro con empresarios de la Zona Norte y Santiago.

En cuanto a Banreservas, dijo que se mantiene en la primera posición dentro del sistema bancario en cartera de préstamos, depósitos y utilidades; mientras que tiene el segundo menor nivel de morosidad del sector, así como un índice de solvencia que supera el límite regulatorio.

Lizardo Mézquita ponderó los aportes de la región del Cibao a la producción nacional, generando uno de cada tres empleos y una producción anualmente cercana a los US$24 mil millones.

“Esta región es responsable de producir más de 65 mil quintales de productos agrícolas distribuidos en cerca de 50 tipos de cultivos distintos, equivalentes al 80% de la producción nacional”, expresó.

Baja el desempleo

A seguidas citó cifras del Banco Central que muestran que “a marzo de este año República Dominicana se mantiene, junto a Panamá, como la economía de mayor crecimiento en la región. Esto permitió una disminución en la tasa de desempleo, que se redujo por quinto trimestre consecutivo y alcanzó su menor nivel en tres años”.

Lizardo Mézquita destacó que ese crecimiento ha sido inclusivo, porque tanto la pobreza general como la extrema se redujeron por cuarto año consecutivo, para ubicarse actualmente en los menores niveles desde 2002.

“Estos indicadores se han logrado en un entorno de precios estables y una reducción de las vulnerabilidades externas, luego que la inflación interanual se mantuviera dentro del rango meta del Banco Central y el saldo de la cuenta corriente acumulada a marzo, registrara un superávit por segundo año consecutivo”, afirmó.

El administrador de Banreservas significó que esos factos positivos se suman a claras mejoras en la administración tributaria, que junto a una reforzada política de control de gastos, ubicaron al déficit fiscal por debajo del nivel registrado el año pasado.