¡Lindo titular electorero!

Por Rolando Fernández lunes 7 de octubre, 2019

Cuánta demagogia, mamacita: “La educación de calidad es la deuda pendiente del PLD” (Leonel Fernández). ¿Y quién la va a pagar, alguno de los morados?, Sería esa una de las preguntas más indicadas.  (Véase “Listín Diario”, del 2-10-19).

Otra, ¿cualquiera de los demás coloreados, que ahora se están ofertando para ocupar la poltrona presidencial en esta República? ¡Difícil, caballeros! Se puede considerar la afirmación hecha por el expresidente, como parte de un sinnúmero de bla, bla, bla, en estos tiempos de búsqueda de votos, como una más de las falsas promesas acostumbradas hasta hoy.

Es así como se habla siempre que se está en campaña electoral, y después los decires se olvidan. A veces creen los políticos que los demás no tienen memoria; que borran cuánto han escuchado antes; al igual que, todas las propuestas incumplidas de esos trúhanes interesados; y sus ofrecimientos anteriores.

Porque, abordar esa temática asociada con los gobiernos del PLD, después de tantos años en poder, sin en realidad haber hecho nada al respecto, que se pueda considerar como eficientización inherente a ese deber estatal; es una burla más a esta nación.

¡Eso se debe, y se deberá por mucho tiempo! Los engreídos peledeístas de nuevo cuño, no van a afilar cuchillos para sus propias gargantas. Si procuran una ejecutoria de esa índole, como también la ofrecerían los demás “coloreados partidaristas”, haciendo provecho de la ocasión electoral, sus oportunidades de gobernar en el país, serían muy pocas.

Es evidente que, de esa forma, este pueblo podría expandir sus niveles de conciencias, ciudadana y patriótica, lo cual iría muy en contras de sus verdugos gobernantes, actuales y futuros. ¡Embaucar a esta sociedad se les haría muy difícil!

Es obvio que, probablemente, jamás volvería a gobernar ninguno de esos desaprensivos políticos en esta nación. Pues, se acabaría el estar comprando gente con 500 pesos, un pica-pollo, y un pote de romo. ¡Tendrían que ganarse los votos con sus buenas acciones en favor de la República! Estarían sujetos a una efectiva aquilatación pueblerina, para recibir los sufragios esperados.

El mejor ejemplo es que, precisamente, durante casi veinte (20) años de gestión gobernante morada, el área de la educación ha sido aprovechada para hacer negocios, más que otra cosa; construcción de escuelas que se quedan inconclusas en términos físicos; sin equipos, profesores, ni otros requerimientos necesarios, etc. Los referentes están de sobra.

También, dilapidar recursos a granel, hasta en proselitismos partidaristas. ¡Ay, ese 4% del PIB, se tiene que aprovechar! La designación en el ministerio de Educación, de ineptos en grado sumo, e improvisados; puros arribistas, por el mero hecho de ser políticos afectos al poder regente; fieles a los intereses de los grupos apandillados que dirigen, y que tienen un mandril cabecero.

Fungen aquellos como cajas de resonancia, y marionetas de los mandantes de turno. Nunca están pensando en educar a la población como se debe. ¡Claro, tampoco es lo que más conviene!

Luego, con ministros de Educación así, politiqueros más bien, receptores exclusivos de órdenes palaciegas, qué se dejen estos políticos aspirantes en el presente a la presidencia de la República, de estar hablando las mismas pamplinas de siempre con relación a ese sector, porque se está en campaña electoral. ¡Qué entonen otros cantos, para ver si es que algo se les puede creer!

 

Autor: Rolando Fernández

Anuncios

Comenta