Líderes religiosos argentinos defienden la convivencia entre distintos credos

Por EFE jueves 6 de diciembre, 2018

EL NUEVO DIARIO, ARGENTINA.- Los líderes argentinos de las religiones católica, islámica y judía acordaron hoy en Buenos Aires mantener la convivencia entre diferentes comunidades de creyentes y que no les afecten “conflictos y enfrentamientos de otras regiones del mundo”, informó la Conferencia Episcopal Argentina (CEA).

El presidente de la CEA, Oscar Ojea; el presidente del Centro Islámico de la República Argentina (CIRA), Aníbal Bachir Bakir, y el presidente de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), Agustín Zbar, oficializaron su compromiso al rubricar su firma en una declaración por el “diálogo y la convivencia”.

“En estos momentos particulares, nuestro deber principal radica en preservar y fortalecer todos los caminos de diálogo que conduzcan a una mayor fraternidad y solidaridad entre todos los habitantes de nuestro país”, manifestaron los representantes en este acto convocado por el Instituto de Diálogo Interreligioso.

En esa línea, consideraron que Argentina, país de tradición católica pero con arraigadas comunidades musulmanas y judías, ha sabido “dar testimonio de coexistencia y de cooperación pacífica y armoniosa entre diferentes culturas y tradiciones religiosas”, lo que ha enriquecido al tejido social argentino.

Por ello, invitaron a creyentes de diferente signo a dialogar y contribuir en la defensa de los pobres, el trabajo por la justicia y en la construcción de redes de “respeto y fraternidad”.

“Convocamos a todas las comunidades religiosas (…) y la sociedad en general a no permitir que los conflictos y enfrentamientos de otras regiones del mundo, cuya solución no se encuentra entre nuestras posibilidades, afecten nuestra convivencia como pueblo de hermanos”, declararon en el comunicado.

Los líderes religiosos argentinos establecieron además varios compromisos, como responder de manera “solidaria” a noticias falaces o ataques a símbolos religiosos para evitar generalizaciones que “alimenten el prejuicio”.

Los presentes también acordaron trabajar en un cronograma de reuniones anuales con el objetivo de evaluar las realidades y necesidades de las comunidades religiosas.

El presidente del episcopado señaló en el acto que con este gesto expresan el rechazo a toda forma de violencia, reivindican la “fecundidad” del diálogo interreligioso y afirman que toda invocación de la fe para la violencia, en nombre de la religión, es “totalmente equivocada”.

Esta declaración refrenda la realizada en 2005 por el entonces cardenal argentino Jorge Bergoglio, que ahora ejerce como papa bajo el nombre de Francisco, contra toda expresión de violencia y terrorismo.

 

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar