Liberan equipo de CNN arrestado durante transmisión en vivo de las protestas en Mineápolis

Por El Nuevo Diario viernes 29 de mayo, 2020

EL NUEVO DIARIO, MINNESOTA. – El equipo de la cadena CNN fue liberado de la custodia policial, tras ser arrestado este viernes durante una cobertura en vivo de las protestas en Mineápolis (Minnesota), que estallaron a raíz de la muerte del afroamericano George Floyd.

Los arrestados de CNN fueron el corresponsal Omar Jiménez, junto con el productor Bill Kirkos y el fotoperiodista Leonel Méndez, detenidos poco después de las 6.00 ET (10.00 GMT) durante la transmisión en vivo, mientras cubrían las protestas en Minneapolis, comunicó el medio, según el portal elpais.cr.

Asimismo, la cadena catalogó lo sucedido como una violación de los derechos de la Primera Enmienda a la Constitución estadounidense que protege las libertades de expresión, de prensa, de reunión pacífica y de petición de la interferencia por parte del Gobierno.

Sobre el arresto

De acuerdo a las versiones policiales, los periodistas fueron arrestados porque se les dijo que se movieran y no lo hicieron.

Sin embargo, un presentador de CNN dijo que el equipo se identificó adecuadamente y se alejaban como se lo pedían.

“Se identificó claramente como un reportero y explicaba respetuosamente a la Policía que el equipo de CNN estaba allí y se alejaba como se lo pedían, y luego, por alguna razón, fue puesto bajo custodia policial en vivo”, comentó el presentaor.

Se recuerda que Floyd, de 46 años, falleció el lunes pasado en Mineápolis, Estados Unidos, después de ser detenido bajo sospecha de haber intentado usar un billete falso de 20 dólares en un supermercado.

En vídeos grabados por transeúntes aparece el policía blanco Derek Chauvin con la rodilla sobre su cuello durante minutos.

“Por favor, por favor, por favor, no puedo respirar. Por favor”, se escucha decir a Floyd, mientras el hombre agoniza.

El “no puedo respirar” de Floyd se ha convertido en el grito de la protesta que vuelve a poner en evidencia la violencia policial contra los afroamericanos en Estados Unidos.

Miles de personas participaron el pasado jueves en la tercera noche consecutiva de protestas en Mineápolis por la muerte de Floyd, movilizaciones que desembocaron en la quema de una comisaría de Policía, disturbios y saqueos.

De poco ha servido para calmar los ánimos que el comandante de la Policía de Mineápolis, Medaria Arradondo, que ya despedió a Chauvin y a otros tres agentes implicados, pidiera perdón a la familia de Floyd.

Anuncios
Apple Store Google Play
Continuar