Liberan carpintero dominicano estuvo preso diez semanas en cárcel de inmigración

Por El Nuevo Diario Viernes 12 de Mayo, 2017

EL NUEVO DIARIO, NUEVA YORK._ El carpintero dominicano Joel Guerrero, quien estuvo diez semanas preso en un centro de detención de la policía migratoria de Estados Unidos (ICE), fue liberado el miércoles y este jueves, publicó un emotivo mensaje de agradecimiento a su esposa, la estadounidense Jessica Decker, quien está embarazada y luchó desde el principio para que él no fuera deportado.

La pareja está recién casada y residen en el suburbio de New Paltz, en la Parte Alta Norte del estado de Nueva York.

Fue detenido en febrero, cuando se presentó a las oficinas de la ICE en Manhattan, para una entrevista de rutina, pero lo entregaron a un oficial de deportación que de inmediato comenzó a procesar su repatriación a la República Dominicana.

Guerrero de 37 años dijo que “estoy muy agradecido de mis hermanos por su presencia en los momentos de dificultad”.

Añadió en su mensaje de facebook que por encima de todo el mundo “estoy súper agradecido de Dios, su gracia es una gracia increíble”.

Calificó a su esposa como una gran persona.

"A pesar de estar embarazada ella luchó por mí sin fin, sin ningún pensamiento de renunciar", escribió.

"Gracias Jessica Guerrero por ser la más increíble esposa, te amo nena!"

No estaba inmediatamente claro por qué la ICE soltó a Guerrero después de 10 semanas de detención, pero los registros de la corte revelan que la policía migratoria cometió un error cuando afirmó que él había sido condenado por un delito grave de narcotráfico.

Fue detenido por posesión de una sustancia controlada en Carolina del Norte y el fallo del de ese estado, dice que la condena fue por un delito menor.

La esposa de Guerrero se había comprometido a nunca darse por vencida en su búsqueda para limpiar el nombre de su marido.

"Estas han sido las peores tres semanas de mi vida, pero seguiré trabajando con abogados y mantener la esperanza de que esto será resuelto el primero de junio”, dijo ella en una entrevista con el diario New York Daily News. “Simplemente ha sido una pesadilla".

Guerrero había estado informando a los oficiales de ICE cada seis meses sin ningún problema durante su libertad condicional en los últimos seis años.

Pero cuando fue a su reunión de rutina el 28 de febrero fue detenido sin previo aviso, cuando los oficiales cambiaron su postura en su esfuerzo para conseguir que la residencia (tarjeta verde), le fuera restituida.

Su estatus de residente permanente en Estados Unidos, fue revocado por la condena de hace diez años y por una cita en la corte que perdió sin darse cuenta, dijeron los parientes de Guerrero.

Su esposa, dijo que estaba conmocionada cuando detuvieron Guerrero.

"No teníamos ni idea de que eso iba a suceder, cuando le pregunté por qué el oficial de ICE me dijo que la nueva administración les había ordenado cumplir todas las órdenes ejecutivas del presidente Trump", agregó ella.

Por Miguel Cruz Tejada