LF hace algunas aclaraciones sobre conflicto Corea del Norte con EEUU

Por El Nuevo Diario lunes 21 de agosto, 2017

EL NUEVO DIARIO, SANTO DOMINGO.-El expresidente de la República y presidente del Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández, plantea este día la necesidad de la persuasión para evitar un conflicto mundial por las fricciones Corea del Norte con los Estados Unidos.

“El poder de persuasión tendrá que ser más potente que el estallido de una bomba nuclear, a los fines de garantizar la paz y la seguridad en el mundo” escribe el ex mandatario en su Observatorio Global de este lunes.

Explica que las acciones del llamado líder supremo de Corea del Norte se corresponden con una racionalidad y unos determinados objetivos geoestratégicos de defensa de su interés nacional, no siempre bien comprendidos y mucho menos aceptados en el mundo occidental.

Leonel Fernández explicó que debido a la forma en que ha procedido Kim Jong Un, quien desde su llegada al poder, en el 2011, ha lanzado una mayor cantidad de misiles balísticos y pruebas de bombas atómicas y nucleares que los realizados por su padre, Kim Jong iL y su abuelo, Kim Sung-iL juntos, en algunos círculos se ha llegado a considerar que actúa de manera tan errática y provocadora, que llega al plano del absurdo y la irracionalidad.

“Pero no es así”, aclaró Fernández en un artículo titulado “Corea del Norte: ¿Un caso absurdo de geopolítica mundial?”, publicado en el Listín Diario y Vanguardia del Pueblo Digital, reseñado por la Secretaría de Comunicaciones del PLD.

“La idea es que en razón de la presencia de más de 30,000 soldados norteamericanos en Corea del Sur y cerca de 30,000 más en Japón, los cuales realizan periódicamente ejercicios militares conjuntos, como demostración de fuerza ante Corea del Norte, este último no podría sobrevivir políticamente si no dispone de una capacidad nuclear que permita disuadir a sus adversarios”, subrayó.

Indicó que lo que ocurre, sin embargo, es que debido al Tratado de no Proliferación de Armas Nucleares suscrito en el año 1968, ese es un derecho que está reservado a las cinco grandes potencias que integran el núcleo de los Estados permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que son Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, China y Rusia.

Refirió que para comprender en toda su dimensión la actual situación de conflicto en la península de Corea y el rol de los Estados Unidos, es importante tomar en consideración que Corea pasó a ser colonia de Japón a principios del siglo XX, y no fue sino como consecuencia de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial, en 1945, que Corea adquirió su independencia.

“Pero, en razón de que el ejército soviético llegó a la parte norte de Corea primero que el norteamericano, la península, como resultado del inicio de la Guerra Fría, se dividió en dos: Corea del Norte, bajo control de la Unión Soviética, y Corea del Sur, bajo el tutelaje de los Estados Unidos”, señaló el expresidente de la República.

Al escribir sobre los riesgos calculados manifestó que es evidente que Corea del Norte con propuestas de no a la guerra, no aceptará presiones para desmantelar de forma permanente su programa de armas nucleares y misiles balísticos. La experiencia de lo ocurrido en Iraq y Libia la pone en estado de alerta.

Concluye resaltando que más que un absurdo o una falta de racionalidad, en la península de Corea está en juego la supervivencia política de unos y la defensa de la seguridad nacional de otros. “Por consiguiente, se trata de una realidad geopolítica en la que el poder de persuasión tendrá que ser más potente que el estallido de una bomba nuclear, a los fines de garantizar la paz y la seguridad en el mundo”.

 

Apple Store Google Play
Continuar